Público
Público

El presidente de Iberia envía un 'mail' a sus clientes defendiendo los 4.500 despidos

La compañía prescindirá del 25% de la plantilla para recuperar beneficios. Como respuesta, los sindicatos convocaron seis jornadas de huelga para deciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, ha enviado un 'email' a sus clientes para defender el plan de adelagazamiento de la compañía, que incluye el despido del 25% de la plantilla, 4.500 trabajadores. Y también quiso aprovechar el escrito para lamentar la huelga anunciada por los sindicatos para diciembre, que 'debe ser la última opción en un proceso de negociación que ni tan siquiera han estado dispuestos a empezar'.

En el correo electrónico, Vázquez muestra su deseo de llegar a una solución negociada con los representantes de los trabajadores para 'salvar el máximo número posible de puestos de trabajo' y garantizar el futuro de la aerolínea. En este sentido, segura que el 'único limite' de la compañía en la negociación es 'resolver los problemas estructurales que arrastramos desde hace tiempo, porque de no hacerlo correríamos un serio peligro de desaparecer y es algo a lo que no estamos dispuestos'.

Por ello, insiste en la necesidad de hacer 'sacrificios' para 'asegurar el futuro' de la compañía, que ahora tiene unos costes 'fuera de mercado', que suponen unas pérdidas de un millón de euros al día.

El presidente de la aerolínea insiste en que esa huelga es 'injustificada' y critica que la respuesta sindical

Iberia planteó el pasado 9 de noviembre la necesidad de despedir a 4.500 empleados, equivalentes al 25 % de la plantilla, dentro de un plan de transformación para volver a beneficios. Como respuesta, los principales sindicatos de Iberia, salvo el de pilotos Sepla, anunciaron la convocatoria de seis jornadas de huelga para los días 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre.

El presidente de la aerolínea insiste en que esa huelga es 'injustificada' y critica que la respuesta sindical al plan de viabilidad haya sido 'una negativa rotunda a sentarse en la mesa de negociación'. También apoya la creación de IAG, después de que 'desde algunos ámbitos y de forma maliciosa se haya tratado de falsear la realidad y culpar injustamente a British Airways (...) de los problemas de Iberia, cuando en realidad la fusión ha aportado a nuestra compañía muchos beneficios'.