Público
Público

El presidente de la Reserva Federal abre la puerta a otra rebaja de tipos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, reconoció hoy que existe el peligro de que la economía estadounidense se debilite más de lo previsto y dijo que el banco central actuará "para apoyar el crecimiento".

También reconoció, sin embargo, el riesgo de que la inflación supere los pronósticos, lo que limitaría la capacidad del banco central estadounidense para abaratar el dinero.

En una comparecencia ante el Congreso, en la que ofreció su análisis semestral de la economía de EE.UU., Bernanke explicó que los peligros que amenazan su crecimiento son un deterioro aún mayor del mercado inmobiliario o laboral, y un empeoramiento de las condiciones de crédito.

"Es importante reconocer que hay riesgos a la baja", dijo el jefe de la Fed ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

Y añadió que el Comité del Mercado Abierto del banco central, el órgano que fija la política monetaria de Estados Unidos, "actuará a tiempo en la forma en la que sea necesario para apoyar el crecimiento y proporcionar una cobertura adecuada frente a los riesgos".

El presidente del banco central hizo la misma declaración hace dos semanas ante el Comité de Banca del Senado.

Desde entonces, los datos no han sido alentadores. Hoy el Departamento de Comercio informó de que las ventas de casas nuevas en Estados Unidos bajaron en enero un 2,8 por ciento, mientras que el precio medio se redujo un 4,3 por ciento.

Se trata de otra señal de las dificultades por las que pasa el sector inmobiliario, que se han contagiado al sector financiero.

Al mismo tiempo, la inflación sigue por encima de los niveles de comodidad del banco central.

Ayer, el Departamento de Trabajo informó de que el índice de precios de productor (IPP) de Estados Unidos subió un 1 por ciento en enero, con lo que en el último año acumula un alza del 7,4 por ciento, el mayor incremento desde octubre de 1981.

Bernanke señaló hoy ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara Baja que "los aumentos adicionales en los precios de la energía y otras materias primas en las últimas semanas, junto con los últimos datos de los precios al consumo, indican un ligero incremento del riesgo" de que la inflación supere las previsiones.

La persistencia de un "ritmo alto" de aumento de precios podría elevar las expectativas inflacionarias y erosionar la credibilidad de la Fed, reconoció Bernanke, lo que a su vez "podría complicar mucho la tarea de mantener la estabilidad de precios".

Además, reduciría la "flexibilidad" del Comité del Mercado Abierto "para contrarrestar un crecimiento insuficiente en el futuro".