Público
Público

Los Presupuestos "de la recuperación" desatan la ira de tres comunidades autónomas del PP

Madrid, País Valencià e Illes Balears se sienten menospreciadas por el Gobierno central por las cuentas que ha presentado para el próximo año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Presupuestos Generales del Estado que presentó ayer el Gobierno de la mano del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no han dejado satisfechos ni siquiera a los compañeros de filas del partido en el poder, el PP. Al menos tres de los ejecutivos autonómicos que están en manos de los conservadores ya se han manifestado en contra de las cuentas que según el equipo de Mariano Rajoy son 'las de la recuperación'. Tanto la Comunidad de Madrid como el País Valencià o Illes Balears han criticado así el menosprecio que según ellos han sufrido por parte de La Moncloa. 

El más cauto a la hora de hacer público su desacuerdo ha sido el presidente madrileño, Ignacio González. Fue el lunes, en una reunión a puerta cerrada del Comité Ejecutivo regional del PP de Madrid, donde el líder del Ejecutivo autonómico manifestó sus críticas hacia las partidas asignadas a su comunidad. González discrepó con un diputado nacional, Teófilo de Luis, que durante la reunión emplazó a los conservadores madrileños a fijarse en los datos positivos de las cuentas como la previsión de crecimiento. 

Pero el presidente de Madrid enumeró una serie de datos para corroborar que la inversión en la región ha mermado, según fuentes asistentes a la reunión que cita la agencia Europa Press. Además, González le dijo al parlamentario del PP que las inversiones que desarrolla el Ministerio de Fomento en la comunidad son de titularidad pública estatal para, a renglón seguido, espetarle: 'Ya te querría yo ver al frente de la Comunidad'. 

Ayer martes el presidente madrileño se quejó públicamente de ese recorte de las inversiones, asegurando que genera una situación 'insostenible' para la región que si bien procede de un modelo 'heredado', el Ejecutivo de Mariano Rajoy 'tiene la obligación de cambiar'. 

Más contundente, el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Victoria, manifestó su desacuerdo con la política presupuestaria del Ejecutivo central en la misma línea que su presidente. 'Es verdad que hay un descenso importante para el conjunto de las regiones, pero en Madrid bajamos más de la media de ese recorte de inversiones', lamentó. Así, abogó por modificar el sistema de financiación autonómico, un modelo que, ha dicho, ha sido 'heredado de los socialistas'. 

Desde el País Valencià su presidente, Alberto Fabra, ha decidido actuar e ir más allá de las críticas verbales. Según anunció ayer mismo la Generalitat valenciana presentará enmiendas a las cuentas del Estado durante su tramitación parlamentaria. 'Desde luego, a todos nos gustaría más y a la Comunidad Valenciana, como a cualquier otro territorio, también', constató durante un acto público, informa EP. 

Fabra recalcó que su Ejecutivo seguirá intentando 'que en periodo de enmienda y durante todo el resto del año siga habiendo compromisos directos con la Comunidad Valenciana', para ir resolviendo todos sus problemas, 'especialmente el de la financiación autonómica'. En este sentido, ha constatado que se trata de unos presupuestos 'realistas y austeros' y que supone que al Gobierno de España 'le hubiera gustado tener más recursos para destinar a todas las comunidades autónomas y los ayuntamientos'. 

En todo caso, los que han sido más críticos con los Presupuestos del Gobierno han sido los miembros del Grupo Parlamentario del PP en el Parlamento balear. Uno de los diputados conservadores, Antoni Camps, consideró ayer que las cuentas suponen 'un desprecio' hacia las islas y un nuevo 'maltrato' del Gobierno central, ya que afirmó que la inversión de 66,12 euros per cápita 'es una burla, una nueva injusticia y un nuevo escarnio para los ciudadanos'. 

Camps lamentó que parezca que Baleares 'no forma parte de España', y dijo que mientras la comunidad 'cree en el proyecto común de España, se la ningunea'. 'Aunque queremos seguir siendo solidarios, no nos pueden tomar por el pito del sereno y tratarnos como a tontos', añadió. 'Baleares es la comunidad que más esfuerzos fiscales hace y somos los más solidarios y los más maltratados', remachó, antes de añadir que mientras la región insular ha subido impuestos y realizado recortes en educación y sanidad, 'otras comunidades autónomas se plantean bajar los impuestos'.