Publicado: 16.01.2014 09:50 |Actualizado: 16.01.2014 09:50

Primer amanecer sin retenes vecinales desde el inicio de las protestas

El alcalde de Burgos dice que dialogará sobre la obra del barrio "sin líneas rojas" para ver "qué aspectos se pueden llevar a cabo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El barrio de Gamonal ha amanecido este jueves sin retenes ni concentraciones vecinales por primera vez desde que comenzaron las protestas contra la construcción del bulevar de la calle Vitoria.

Esta circunstancia se debe al acuerdo alcanzado en la asamblea vecinal de ayer para modificar el calendario de las movilizaciones vecinales y así prolongar las protestas en el tiempo. Dicho acuerdo pasa por la creación de grupos de trabajo y la paralización de las concentraciones a primera hora de la mañana para impedir la entrada de maquinaria y personal a las obras, tal y como ha sucedido a lo largo de los últimos días.

El colectivo vecinal no confía en el compromiso en relación a las intervenciones del bulevar adquirido por el alcalde burgalés, Javier Lacalle, por lo que parte de las reivindicaciones se centrarán en pedir la dimisión del primer edil. Junto a las obras del bulevar permanecen las carpas improvisadas por los vecinos para cobijarse del frío y la lluvia, en las que se han instalado varias pancartas contra la corrupción y con lemas como "Lacalle dimisión" y "Gamonal no quiere bulevar".

La última manifestación convocada por el movimiento asambleario este miércoles congregó a más de 5.000 personas para pedir la liberación de los detenidos en los disturbios que se registraron en el populoso barrio el pasado lunes y la paralización total de las obras del bulevar. El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha asegurado este jueves que dialogará con los vecinos, y en concreto con la asociación que discrepa de la obra del Gamonal, "sin líneas rojas", y con la intención de ver "qué aspectos [del proyecto] se pueden llevar a cabo".

Lacalle ha respondido así a la pregunta de cuándo se va a reanudar la obra, una vez decidida su paralización temporal para hablar con los vecinos, en una entrevista en la Cadena Cope. "Vamos a hablar y a ver qué aspectos pueden ser de acuerdo generalizado y cuáles son de mayor discrepancia, y a partir de ahí, de una nueva reflexión y un nuevo análisis ver qué aspectos se pueden llevar a cabo".

No obstante, el regidor ha asegurado que "en modo alguno" da su "brazo a torcer" paralizando las obras por las protestas, sino que se ha encontrado con una "imposibilidad física" de llevarlas a cabo por la presencia en ellas de personas y porque no estaba "garantizada la seguridad de los bienes y la maquinaria". Según él, no ha "cedido", sino que la "paralización temporal" se ha producido "por la vía de los hechos" aunque él sigue defendiendo que la obra del bulevar es buena para la ciudad.

Lacalle cree que en los sucesos de el Gamonal "se han juntado dos cosas": unos vecinos que protestan "legítimamente" y personas que han utilizado este caso como "excusa" para "actos violentos", como podrían serlo igualmente "los incidentes de un partido de fútbol". Además, ha insistido en que la obra contaba con un gran consenso en la ciudad, puesto que fue aprobada por unanimidad por un jurado en el que participaban 20 asociaciones. Según él, sólo discrepaba una asociación que es la que se erigió en "plataforma" y convocó "manifestaciones con más o menos aceptación". Al iniciarse las obras, ha rematado, es cuando empezaron los "actos radicales". Para dejar claro el consenso sobre el proyecto, ha asegurado que en las últimas elecciones locales la obra fue la "propuesta estrella" del PSOE y su candidato a la Alcaldía, Luis Escribano.