Público
Público

Primer paso en Andalucía hacia una ley integral para transexuales

Podría seguir a Navarra, que vota el próximo día 12 una norma pionera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE andaluz registró ayer una proposición no de ley en el Parlamento autonómico para evitar la discriminación de las personas transexuales. La propuesta promueve medidas de discriminación positiva en el empleo e insta al Gobierno andaluz a 'impulsar el desarrollo normativo necesario' que garantice la igualdad de derechos de los transexuales, 'sin necesidad de atender a la rectificación en el Registro Civil'.

Es decir, no hará falta que esté certificado oficialmente el cambio de sexo para ser beneficiario de las futuras medidas que se pudieran elaborar.

El PSOE gobierna con mayoría absoluta en Andalucía. Sin embargo, la propuesta llega del partido y no del Ejecutivo, lo que alarga los tiempos para aprobar una ley integral, reivindicación de las asociaciones que representan a los transexuales. Mientras, en Navarra, el PSOE apoyará el próximo día 12 la previsible aprobación en el Parlamento Foral de la primera ley de este tipo en España, promovida en origen por Nafarroa Bai.

La norma navarra ya establece medidas de discriminación positiva para facilitar un puesto de trabajo a los transexuales y otras, como la garantía de asistencia en la sanidad pública para cubrir las operaciones de cambio de sexo. Andalucía fue la primera comunidad que aprobó la gratuidad de esos tratamientos, en 1999.

La proposición no de ley andaluza sigue los pasos del proyecto navarro; reclama al Gobierno de José Antonio Griñán llevar a cabo actuaciones 'encaminadas a que las personas transexuales sean tratadas conforme a su identidad de género a la hora del ingreso en centros de salud, cuestión prevista en la norma foral.

También insta a la redacción de una guía clínica para la atención a transexuales y a 'promover las acciones necesarias para eliminar la discriminación' y 'garantizar apoyo social a todas las personas que estén atravesando una reasignación de género'.

La ley navarra va más allá, no sólo por ser una ley, sino porque prevé medidas específicas contra la transfobia (odio a los transexuales) en los colegios. El artículo 12 del texto, que será sometido a votación la semana que viene, prevé que los 'recursos educativos [incluida la Universidad] sirvan para aumentar el respeto de la diversidad de las identidades de género'. Se pondrán en marcha también programas de formación para funcionarios de prisiones, policías y jueces.

Aun así, en Andalucía, la principal asociación de transexuales, que mantuvo reuniones con todos los partidos para impulsar una ley como la navarra, se mostró satisfecha por el avance. 'Es el primer paso hacia una ley integral que garantice la no discriminación de nuestro colectivo', explicó a Público Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA).

'Andalucía no puede quedarse atrás, ya que en su día fue pionera y transgresora regulando la atención sanitaria'. La ley navarra se aprobará con el respaldo de Nafarroa Bai, PSOE, IU y CDN. Previsiblemente, UPN, el partido que gobierna, no apoyará la norma.