Público
Público

El Príncipe asegura que la defensa de los derechos de los menores es esencial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Príncipe de Asturias ha alertado sobre el cibercrimen y de que los padres encuentran dificultades en la tutela de los menores, convertidos en "ciudadanos digitales", cuando la protección de sus derechos adquiere "un valor esencial en la sociedad de la información".

Don Felipe, acompañado de la Princesa de Asturias, ha inaugurado esta mañana en Madrid la 31 Conferencia Internacional de Autoridades de Protección de Datos y Privacidad, a la que asisten más de mil personas de 80 países, con la defensa de la privacidad de los menores como plato fuerte.

El Heredero de la Corona española ha intervenido para resaltar que atentados como los de Nueva York, Madrid o Londres intensificaron las exigencias de seguridad y con ellas el acceso a los datos personales, lo que sumado al cibercrimen, desarrollado a partir de las nuevas tecnologías, ha obligado a las fuerzas de seguridad a desarrollar nuevas herramientas,

Pero, además, el Príncipe ha preconizado la necesidad de prevenir el impacto que los avances tecnológicos puedan tener sobre el comportamiento y desarrollo de los niños, cuestión en la que los padres, entre los que se ha incluido junto a Doña Letizia, están muy interesados por considerar que esos medios pueden contribuir a formar personas responsables, inteligentes, abiertas y generosas.

Don Felipe ha hecho hincapié en uno de los grandes problemas que plantea el vertiginoso desarrollo de las comunicaciones y que no es otro que la indefensión de los ciudadanos por su desconocimiento de los nuevos derechos fundamentales y, por tanto, su incapacidad para ejercerlos.

Por eso, ha animado a los asistentes a la Conferencia a conseguir que se pase de declarar qué derechos a la privacidad son necesarios conseguir que sean una realidad, asunto en el que los medios de comunicación y las administraciones han de participar activamente, según sus palabras.

Los Príncipes han estado acompañados del secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, quien ha recordado que el artículo 18 de la Constitución española recoge el derecho fundamental a la intimidad y ha explicado que las nuevas tecnologías son un instrumento crucial pera el fortalecimiento de nuestras democracias pero también un elemento de riesgo.

Campo ha defendido que la lucha contra el crimen y el incremento de la seguridad ante el terrorismo no están reñidos con la privacidad.

El ganador del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009 por haber ideado el teléfono móvil y que recogió el galardón en Oviedo el pasado 23 de octubre, Martin Cooper, ha subrayado que a los ciudadanos se les controla 24 horas los 365 días del año a través de las tarjetas de crédito y de su invento.

El galardonado ha reclamado protección, ante esa avalancha de control y datos, y ha defendido que también gracias a las nuevas tecnologías cualquier persona en la aldea más pequeña de un país en desarrollo puede acceder a una información esencial para su trabajo, ya que cuatro mil millones de personas utilizan el móvil cada día.