Público
Público

los Príncipes de Asturias respaldan la labor de los empresarios españoles en Perú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Príncipes de Asturias dedicaron su segunda jornada de visita en Perú a mostrar un claro respaldo a la actividad de las empresas españolas en el país, con un mensaje de felicitación y de aliento a continuar apostando por un país que cuenta con cifras excepcionales de crecimiento.

Si por la mañana el príncipe Felipe de Borbón y la princesa Letizia desayunaron con lo más granado del empresariado español radicado en el país andino, por la tarde clausuraron un Encuentro empresarial España-Perú en el que se puso de manifiesto el momento dulce que vive la economía peruana, que se prevé crezca un 8,5% en 2010.

En el encuentro participaron 190 empresas, 40 de ellas desplazadas expresamente desde España, y destacó la presencia de los sectores con más posibilidad de expansión, como el agrícola y agroindustrial, el pesquero y el textil, dijeron a Efe fuentes de la organización del evento.

Los expositores pusieron de relieve que España aún ocupa un puesto discreto entre los socios comerciales de Perú, pues es el noveno cliente y el decimosexto proveedor, pese a ser España el primer inversor en este país.

Las previsiones indican que las inversiones españolas actuales en este país, que totalizan 4.200 millones de dólares, se dupliquen en un plazo de solo 4 ó 5 años.

Además, la próxima entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre Perú y la Unión Europea puede acarrear 480 millones de euros en beneficios para España y el doble para Perú, según Luis Torres Paz, director nacional de Desarrollo del Comercio Exterior del ministerio de Comercio Exterior español.

Durante el acto de clausura, el príncipe resaltó la participación de las empresas españolas desde el inicio del "despegue" económico de Perú, "cuando las perspectivas no eran tan prometedoras" como ahora, y auguró nuevas oportunidades de negocio para los empresarios de ambos países.

Recordó que la inversión española ha ayudado al crecimiento de Perú, a crear empleo, a mejorar la calidad de los servicios, a implantar nuevas tecnologías y a favorecer los ingresos del sector público.

Satisfecho por constatar que la mayoría de los cargos directivos de las empresas españolas instaladas en Perú los ocupan profesionales peruanos, el heredero de la Corona española subrayó la reinversión de los beneficios de esas sociedades en este país y su responsabilidad social corporativa para luchar contra la pobreza.

Por su parte, el ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros, defendió el mercado estratégico que supone Perú, que ha multiplicado sus exportaciones por 4,5 en los últimos ocho años y ha pasado de 7.000 millones de dólares a más de los 32.000 previstos para este año.

Las exportaciones a España se situaron hasta septiembre en 810 millones de dólares, lo que supone un alza del 43 por ciento respecto al mismo periodo de 2009, según Ferreyros.

Perú, añadió, se consolida como plataforma de servicios logísticos para el comercio internacional en esta zona del mundo.

Anunció el ministro que con motivo de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) de Madrid, que tendrá lugar a finales del próximo mes de enero, se celebrará por primera vez en Madrid una ExpoPerú para mostrar la oferta turística y gastronómica y estrechar los lazos económicos y comerciales entre los dos países.

Desde la patronal peruana, CONFIEP, su presidente, Ricardo Briceño, se mostró convencido de que se puede cambiar el modelo económico de Perú, que ya puede "pensar en el largo plazo", e invitó "cordialmente" a los empresarios españoles a participar en ese esfuerzo y lograr una sociedad "más igualitaria como la España de hoy".

Actualmente las empresas españolas presentes en Perú están en casi todos los sectores: algunos de gran importancia estratégica como la energía (Endesa), la explotación petrolera (Repsol) o las telecomunicaciones (Telefónica), además de banca (BBVA), por citar las más importantes en número de empleados o cuota de mercado.

En los últimos años se han sumado nuevas empresas de obras públicas, construcción, seguros, finanzas o ingeniería, que han apostado por un país que lleva varios años seguidos de crecimiento sostenido y que incluso en 2009, año de crisis mundial, tuvo un leve crecimiento positivo.

Con las grandes empresas ya consolidadas, el objetivo ahora es impulsar la presencia de las pymes en Perú, según señalan fuentes diplomáticas, y aumentar y equilibrar la balanza comercial -apenas mil millones de euros-, ya que el país andino exporta a España por un valor del doble de lo que importa.

DISPLAY CONNECTORS, SL.