Público
Público

Los Príncipes, primeros alcaldes honorarios de Cuenca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Don Felipe ha asegurado hoy, tras recoger junto a doña Letizia el título de alcaldes honorarios de Cuenca, que la distinción demuestra la "confianza" en el futuro "para el que como Príncipes de Asturias junto a todos vosotros y al conjunto de los españoles, trabajamos con ilusión y convicción".

Los Príncipes han sido los primeros en recibir la distinción de alcaldes honorarios de la ciudad patrimonio de la Humanidad, localidad en la que recalaron el 23 de mayo de 2004, en su primera etapa de su viaje de novios por distintas ciudades españolas.

Cuenca se ha engalanado para recibir por segunda vez en cuatro años al Heredero de la Corona y a su esposa, la Princesa de Asturias, y en el salón de sesiones del emblemático Ayuntamiento han recibido la distinción y las llaves de la ciudad de las manos de su alcalde, Francisco Javier Pulido, y en presencia del presidente de la Junta de Castilla - La Mancha, José María Barreda, entre otras autoridades.

Los conquenses han querido demostrar así el agradecimiento que sienten por la repercusión que tuvo en todo el mundo la visita real en mayo de 2004 y por eso, además, les han rendido un homenaje las las Cofradías de la ciudad.

Don Felipe y Doña Letizia han combinado en esta visita el sabor de la tradición de la Cuenca antigua, al caminar a su llegada desde la catedral hasta la sede del Ayuntamiento- donde han tenido lugar los actos institucionales- y el de la nueva ciudad al inaugurar en el parque que a partir de ahora llevará su nombre la "Puerta de los Príncipes, en el barrio de Villa Román.

Más de ochocientas personas, según fuentes de la policía local, han esperado a los Príncipes en el parque y tanto allí como en el paseo por el casco viejo, el Príncipe y Doña Letizia han respondido con entusiasmo y sin prisas a las muestras de cariño y se han asomado al balcón de la Casa Consistorial para saludar a los ciudadanos.

Incluso, Don Felipe ha atendido a la petición de uno de los esperaban su paso y ha enviado saludos por un teléfono móvil.

En las palabras con las que el Príncipe ha agradecido las distinciones ha hablado de los "recuerdos preciosos" que tiene para ellos esta capital manchega y que hoy cuando echan la vista atrás y "nos vemos rodeados de nuestras dos hijas -ha puntualizado- venimos a esta tierra vuestra con más emoción y cariño".

De acuerdo con las palabras de Don Felipe, el nombramiento de alcaldes honorarios reflejan también la "relación estrecha que existe entre Cuenca, Castilla-La Mancha y la Corona".

Don Felipe, al igual que han hecho el alcalde y el presidente autonómico, se ha referido a la importancia que tiene en Cuenca la cultura en todas sus facetas, y también su futuro económico.

El alcalde y Barreda han recordado que Cuenca aspira a ser capital cultural europea en 2016, por los méritos que coinciden en ella -uno de los lugares con más atractivo turístico de la geografía española- y Pulido ha apostado porque lleguen pronto " las anheladas infraestructuras de comunicación".

El presidente autonómico, tras resaltar las muchas excelencias de la capital conquense, ha comentado que si bien tiene un pasado fecundo, el futuro será mucho mejor y que los mejores alcaldes serán los Príncipes.

El alcalde se ha referido al emblemático puente de San pablo, en donde Don Felipe y Doña Letizia se hicieron la foto en el viaje de luna de miel, y que hoy los turistas llaman el de los Príncipes y ha expresado que el las llaves de la ciudad, que se les han entregado, simbolizan "la unión del pueblo de Cuenca con sus Reyes, la unión de todos los conquenses con los Príncipes de Asturias".

En la sesión del Ayuntamiento, Don Felipe y Doña Letizia han recibido un ejemplar del Fuero de Cuenca, considerada una de las más acabadas manifestaciones del derecho local del medievo peninsular.