Público
Público

Los profesionales de la música se movilizarán contra la 'piratería'

Ana Belén, Víctor Manuel, Martirio, Malú, Alejandro Sanz, Manolo García, El Canto del Loco y Aute entre los asistentes previstos al acto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Artistas, discográficos, responsables de tiendas, ingenieros de sonido, técnicos que montan escenarios, periodistas, intérpretes, compositores, salas, entidades de gestión y profesionales de todos los estilos musicales (pop, rock, clásica, flamenco) y de todos los sectores, se manifestarán el próximo 1 de diciembre ante el Ministerio de Industria, bajo el lema 'La música es cultura. La música es empleo'.

Entre los artistas que han confirmado su asistencia a este acto se encuentran Alejandro Sanz, Manolo García, El Canto del Loco, Conchita, Antonio Carmona, Pereza, Chambao, Enrique Bunbury, Ana Belén, Víctor Manuel, Peret, Camela, Coti, Rosario, José Miguel Carmona, Amancio Prada, Marina Rosell, Kiko Veneno, Martirio, Felipe Campuzano, Antón García Abril, Malú, Jaula de Grillos, Edurne, Luis Eduardo Aute, Pedro Guerra, Sidecars, María Villalón, Rash o Luis Pastor.

Son sólo algunos de los más de 2.000 profesionales del sector que han firmado ya el manifiesto que será entregado al Ministro de Industria durante el acto de protesta al que están convocados todos los firmantes.

El lema de la movilización: 'La Música es Cultura. La Música es Empleo' tiene como base la 'piratería en Internet' que, según los promotores de esta iniciativa, 'está acabando con la industria cultural'.

'Está en juego nuestra credibilidad como país', aseguran

'No es posible desarrollar iniciativas de comercialización de contenidos digitales, porque se compite contra el gratis total.

Se han perdido muchos miles de puestos de trabajo y está en juego nuestra credibilidad como país', aseguran.

'Si la música, el cine o la literatura son cultura y la cultura es empleo, queremos, en definitiva, que se actúe en consecuencia de una vez por todas. Exigimos respeto. Pedimos al Gobierno, a través del Ministerio de Industria, que legisle adecuadamente para acabar con esta sangría', afirman.