Público
Público

Prohibido especular

Guardiola exige a sus jugadores que respeten las señas del equipo y sólo busquen la victoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Algo encogido por el gélido ambiente ucraniano, cuyas fluctuaciones en el termómetro no superan el cero, pero espoleado por la progresiva recuperación de las señas de identidad que le condujeron a la conquista del triplete el curso pasado, el Barcelona comparece esta noche en el Valeriy Lobanovskiy con el firme propósito de cerrar su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones desde la primera posición del apretado grupo F.

El objetivo garantiza la tranquilidad de disputar el segundo partido de la eliminatoria al calor del Camp Nou, premio que aún persigue el Rubín para el Centralny y también el Inter para San Siro, escenario del encuentro que esta noche enfrentará a ambos equipos y cuyo resultado puede afectar al futuro europeo del Barça. Sólo la victoria ante el Dinamo -en el Camp Nou le ganó 2-0- asegura el liderato al equipo dirigido por Pep Guardiola, quien, consciente de que la eliminación es remota pero posible, ha insistido en calificar el partido de hoy como 'el más importante del año'.

'Es el partido más importante de lo que llevamos de curso: sabemos lo importante que la Champions es para este club', convino Txiki Begiristain. El secretario técnico del Barça hace cábalas: una derrota ante el Dinamo por 2-0 combinada con un triunfo de Inter o de Rubin dejaría al vigente campeón fuera de la Liga de Campeones. 'Si salimos con la idea de que con 1-0 nos vale, perderemos por tres o cuatro. No me sale transmitir esa idea. No podemos perder lo que somos; tenemos que ir a por la victoria, si no, la eliminatoria peligrará', aseveró ayer Guardiola.

La posibilidad, sin embargo, apenas se contempla, pues los azulgrana han hilvanado dos semanas de fábula en las que a los resultados y el buen juego se han sumado los premios en reconocimiento al triplete. El Balón de Oro a Messi, las candidaturas al FIFA World Player y al mejor once del año han sucedido a cuatro victorias reveladoras, ante Inter, Madrid, Xerez y Deportivo.

Además de recuperar su eficacia ofensiva, el Barça ha exhibido una solvencia defensiva que le sitúa entre los mejores de Europa: sólo dos tantos encajados (ante el Rubín) en cinco encuentros de Champions, registro que sólo igualaban hasta ayer el Chelsea y el Girondens.