Público
Público

El PSOE pide al Supremo que reabra la causa por cohecho

Afecta al presidente de esa comunidad, Francisco Camps, y a otros altos cargos de la Administración regional y del PP valenciano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sobre que Francisco Camps recibió más de 12.000 euros en trajes de los dirigentes de la trama Gürtel -ahora imputados o encarcelados por su presunto enriquecimiento a costa de las arcas públicas- hay pocas dudas. Fue el propio tribunal que lo investigó -el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV)- el que reconoció que hay 'cánones de racionalidad' en esta conclusión.

Sin embargo, el mismo tribunal, presidido por Juan Luis de la Rúa, amigo íntimo de Camps, decidió archivar el caso. Su principal argumento era que Camps no es el funcionario que adjudicó directamente los contratos que la Generalitat otorgó a la trama. Por lo tanto, no hay pruebas de que el presidente autonómico recibiera estas dádivas por razón de su cargo y no por cualquier otra razón. ¿Caso cerrado?

Es este argumento el que el PSOE valenciano, personado como acusación popular, pretende desmontar para convencer al Tribunal Supremo de que reabra la causa. Los socialistas presentaron ayer un recurso de casación contra el auto de sobreseimiento firmado por De la Rúa el pasado 3 de agosto, que el Supremo deberá resolver en un plazo de entre nueve meses y un año.

Los socialistas acusan al TSJCV de basar el archivo del caso en una interpretación errónea del artículo 426 del Código Penal que describe el delito de cohecho. En él, se penaliza la recepción de dádivas por una 'autoridad o funcionario' si le son ofrecidos 'en consideración a su función'.

El PSOE niega que sea necesaria una conexión directa entre el regalo y una respuesta concreta por parte del cargo público agasajado. Basta con que la dádiva se haga en función de ese cargo público y no de cualquier otra circunstancia. En otras palabras, 'los regalos se efectúan porque este señor es lo que es, si no, no habría regalo', resumen desde la acusación popular.

Los socialistas aseguran que la jurisprudencia existente respecto al delito de cohecho respalda sus tesis. Por eso, otro de los argumentos en los que basan su recurso es la arbitrariedad con la que habría actuado el TSJ valenciano. Además, los socialistas reprochan al tribunal presidido por De la Rúa su negativa a ampliar la investigación a Francisco Correa y Álvaro Pérez, el Bigotes, tal y como solicitaron la Fiscalía y el PSOE, por haber sido presuntamente quienes pagaron los trajes recibidos por Camps.

El PSOE acusa al TSJ de arbitrariedad y vulneración de la defensa 

Los magistrados valencianos basaron su rechazo en que el objeto de su investigación -que ellos mismos habían delimitado- se ceñía a un presunto cohecho por la recepción de trajes por parte de Camps y también de otros tres políticos y funcionarios valencianos -Ricardo Costa, Rafael Betoret y Víctor Campos-. Los magistrados sostuvieron que la investigación de los delitos cometidos por los dirigentes de la trama ya estaba en manos del TSJ de Madrid.

Con esos mismos argumentos, el tribunal valenciano rechazó también llamar a declarar a los consellers responsables de aquellos departamentos que adjudicaron contratos a la trama. En el recurso ante el Supremo, los socialistas consideran que la cerrazón de los magistrados presididos por De la Rúa ha vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, así como su derecho a la defensa.

Pese a que en el Supremo se informó ayer de que el Ministerio Público también había presentado su recurso de casación contra el archivo de los trajes de Camps, la Fiscalía General del Estado lo desmintió por la tarde. Aseguró que la Fiscalía del Alto Tribunal todavía no ha terminado la impugnación que se anunció el pasado mes de agosto. El plazo para la presentación de los recursos de casación acaba el próximo 7 de octubre, pero la Fiscalía no tiene previsto agotarlo, informa Ángeles Vázquez.

 

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha criticado que el informe policial que apunta a supuesta financiación irregular del PP valenciano se haya 'elevado a la categoría de condena' y se mostró convencida de que el PPCV 'actuará convenienteente en este asunto como hace siempre'.

Dicho esto, precisó que la dirección nacional entiende por 'conveniente' que el PPCV pueda actuar 'de manera libre y contundente'.

En una rueda de prensa en la sede nacional del PP, De Cospedal —que recibió más de media docena de preguntas sobre el caso Gürtel— expresó su confianza sin 'plazos' ni 'condiciones' en el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, con el que, según dijo, ha hablado de este caso tras las informaciones publicadas estos días.