Publicado: 02.08.2014 12:50 |Actualizado: 02.08.2014 12:50

El pub que echó a unos discapacitados alega que les ofreció la terraza por seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pub Soho Lounge de Almuñécar (Granada) ha desmentido que tuviera un trato discriminatorio hacia un grupo de jóvenes con parálisis cerebral de Toledo y ha afirmado que les ofreció una terraza por su seguridad y con la intención de que pudieran estar "mejor controlados y monitorizados". 

La Asociación de Ayuda a la Parálisis Cerebral (Apace) de Toledo publicó ayer en su web que el pasado 26 de julio, cuando el grupo de jóvenes estaba en el pub Soho Lounge fue "obligado" a abandonar el local.

Según la versión ofrecida por el establecimiento en un comunicado, sobre las 23.00 horas de ese día accedió al pub un grupo de 27 personas, entre las que se había "personas discapacitadas y disminuidas" junto a monitores, a los que "se les sirvieron bebidas alcohólicas y no alcohólicas" como a cualquier otro cliente.

En torno a las 01.30 horas los trabajadores del local se percataron de que "algunas de las personas discapacitadas y disminuidas" de este grupo salían y entraban del establecimiento "sin aparente control" de los monitores, mientras que otras se encontraban "durmiendo dentro del local" o "con apariencia muy cansada".

Dado que esto no parecía "lo más adecuado", según la nota de la empresa, por su seguridad "se les dio un toque de atención" y se les indicó de que el local disponía de una terraza donde estarían "más cómodos" y esas personas podían "estar mejor controladas y monitorizadas".

A juicio del establecimiento, con mayor aforo de personas en el interior "puede ser difícil" un control correcto de las "personas con deficiencia psíquica que requieren de cuidados especiales", al mismo tiempo que se preguntan si es normal el estado de sueño de algunos de los integrantes del grupo a dicha hora.

Los afectados culpan al Dj de no querer actuar hasta que se fueran

En la nota se asegura que los monitores se sintieron "bastante molestos" e hicieron posteriormente "declaraciones totalmente falsas y sin fundamento", ya que el pub Soho Lounge cuenta con dos trabajadores con discapacidad. Entre ellos, precisan, está el Dj Emilio González, cuya discapacidad es del 59%, al que el grupo acusa de no querer comenzar a actuar hasta que no se marcharan cuando, a juicio de la empresa, estos espectáculos siempre empiezan con un aforo mínimo del 75 % y en aquel momento no llegaba al 25 %. La empresa lamenta la confusión "si pudo haberla" en cuanto a los motivos de invitar al grupo de Apace a ocupar la terraza.