Público
Público

Puig invita a los catalanistas del PSC a escindirse y fundar otro partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general adjunto de CDC, Felip Puig, ha invitado al sector catalanista del PSC a escindirse y fundar un nuevo partido, "desligado del PSOE" y que "tenga Cataluña como máxima prioridad".

En una entrevista con la Agencia Efe, Puig ha augurado que "tras las próximas elecciones el mapa político catalán por primera vez en 30 años puede ver cosas nuevas", sobre todo si la candidatura de José Montilla sale derrotada y el PSC estalla en mil pedazos.

Para Puig, no es anecdótico que el actual conseller de Economía, Antoni Castells, una de las figuras de perfil más catalanista dentro del PSC, haya renunciado a formar parte de la lista de Montilla.

Su renuncia, según Puig, es la constatación de la "triste muerte del catalanismo en el PSC" y del "triunfo de la subordinación de los socialistas catalanes al PSOE".

"La costra catalanista del PSC, aquella que formaban personas como Ernest Maragall, Ferran Mascarell, Antoni Castells o incluso Joaquim Nadal, Montserrat Tura y Marina Geli, está muerta. Es piel muerta. La sensibilidad catalanista en el PSC ha desaparecido", ha subrayado.

Posiblemente alguno de ellos mantiene el carné del PSC "con graves problemas de conciencia", aunque no se les escapa, según Puig, que "hoy puede afirmarse con más contundencia que nunca que el PSC es la delegación regional del PSOE en Cataluña".

La deriva "españolista" del PSC, ha pronosticado Puig, "tendrá un coste electoral" para los socialistas catalanes, lo que puede provocar una fractura interna definitiva en el partido.

"Si dentro del PSC aún quedan políticos que quieran mantenerse fieles a sus principios catalanistas no tendrán espacio en el PSC actual. Deberán buscar otro barco. Y es evidente que su nuevo barco no será CiU, porque no somos un partido socialista", ha planteado.

Según Puig, el nacimiento de una nueva formación socialista catalana, desgajada del PSC y sin ataduras al PSOE, "sería bueno para ordenar el mapa político de las izquierdas en Cataluña, muy disperso y carente de liderazgo".

"Sería la primera vez que exista un partido socialista catalán desligado del PSOE", ha destacado Puig, que consideraría factible un entendimiento entre CiU y esta hipotética fracción.

"CiU siempre ha buscado complicidades con todas aquellas fuerzas políticas que han tenido como prioridad la defensa del país", ha recordado.

En cambio, Puig ha descartado un Gobierno CiU-PSC en la próxima legislatura: "Ya nada será igual que en los últimos 30 años. La 'sociovergencia' responde a una perspectiva del pasado", ha subrayado.

No obstante, aún ve posible pactar con el PSC determinados temas de país que requieran un consenso entre las dos principales fuerzas políticas de Cataluña.

Por otra parte, Puig ha vaticinado que Montilla no hará caso a la oposición, que le pide convocar las elecciones lo antes posible, y apurará su mandato hasta finales de noviembre por "intereses partidistas".

Este escenario implicaría "postergar el cambio de gobierno a principios de 2011" y prolongar así la "agonía" del tripartito, algo a su juicio "muy perjudicial para la economía catalana".

"Es triste constatar que el final del presidente Montilla estará cargado de egoísmo y partidismo. El sectarismo del PSC ha teñido toda la legislatura. Y los defectos se exageran al final de esta etapa", ha denunciado.