Público
Público

El pulgar de Moody's

Un gesto de dos minutos y treinta segundos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fueron exactamente dos minutos y treinta segundos de la sesión de preguntas y respuestas en la rueda de prensa del viernes, 17 de septiembre, en el Palacio de la Moncloa. ¡Pero dos minutos y treinta segundos inolvidables! Porque la incomodidad que las risas de la ministra Elena Salgado no consiguieron disimular era tal, que resultó todo un espectáculo.

Ana Tudela, periodista de Público, pregunta: 'Quería saber qué esperan de la revisión que para las próximas semanas va a hacer [la agencia] Moody's de la calificación de la deuda de España y, si es a la baja como se espera, qué repercusión puede tener en los mercados. Si creen que ya lo han descontado'. La ministra sostiene la barbilla imperturbable con su mano derecha. La periodista sigue con una segunda inquietud: 'Y si puede ser más concreta con las sanciones que pueden recibir las agencias [de calificación] a partir de ahora'.

La agencia infunde mucho más que respeto. Su palabra es divina

'Sí, vamos a ver' empieza la ministra, mirando hacia abajo. 'Las sanciones serán las que imponga la CNMV [Comisión Nacional del Mercado de Valores].' Es decir, comienza a responder por la segunda pregunta. 'Y en cuánto a', parece haber olvidado lo que la periodista quería saber en la primera. La ministra se gira hacia su derecha y le dice a la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega: '¿Cuál era la otra pregunta? Ah, sí', dice a continuación.

'Bueno, yo creo que', retoma y mira al frente, se ríe nerviosamente y se vuelve hacia la vicepresidenta primera a quien susurra algunas palabras. 'Vamos, preferiría contestar después si no le importa, cuando haya terminado este debate, porque Moody's está en estos momentos, estos días discutiendo con la Secretaría de Economía y con la Secretaría de Hacienda y no quisiera yo adelantar una decisión'.

Con todo, la ministra sigue adelante. 'Usted ha comentado que se espera que sea negativa. Yo no tengo esa percepción, pero en todo caso es verdad que nos ha colocado en calificación negativa y que ha dicho que tomaría una decisión a finales de septiembre. En todo caso, lo que sí quisiera decir es que en los últimos días, en las últimas semanas hemos visto cómo el coste de nuestra deuda iba bajando. Quiero decir, no sé si los mercados lo descontaron ya en su momento o no. En cualquier caso los hechos están ahí, el coste de nuestra deuda está bajando y por lo tanto tenemos que esperar a la decisión que finalmente se tome. Por parte de la Secretaría de Economía, la Secretaría de Hacienda y el Ministerio se están dando todos los argumentos, que entendemos son argumentos sólidos, para que la rebaja de la calificación no se produzca. Pero creo que hay que ser respetuoso'

El Gobierno ha jurado que, tras la reforma laboral, van las pensiones

A la luz de esta extraña escena cabe concluir que Moody's infunde mucho más que respeto. Su palabra es divina. Caben dos preguntas: ¿Ha tomado ya Moody's esa decisión? ¿La ha comunicado al Gobierno esta pasada semana? La agencia tiene tres opciones: ser la única que mantiene la Aaa, bajar un escalón a la posición Aa1 o dos, dejando la calificación en Aa2. ¿Bajará el pulgar en un escalón, habida cuenta de la diferencia (entre 160 y 180 puntos básicos) que mantiene el bono español con el bund alemán?

El Gobierno ha cortejado a la agencia y ha jurado por sus muertos que después de la reforma laboral va a cumplir a fondo su compromiso de reformar las pensiones antes de fin de año. El tema de las pensiones es fundamental para Moody's porque, sostiene la agencia, España presenta en esa materia el peor escenario entre los países triple A y el tiempo para actuar es ahora.