Público
Público

Quique González brinda con su "Daiquiri Blues" en una Riviera encandilada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tímido Quique González irrumpía hace diez años con sus composiciones sobre el amor y las emociones en pequeños locales de Madrid pero hoy ante un público fiel y entregado ha demostrado que una sala abarrotada llamada La Riviera era el mejor lugar para brindar con su "Daiquiri Blues".

Admirador de artistas como Johnny Cash, Bob Dylan o Neil Young, el artista madrileño nunca ha entrado en los moldes de los típicos cantautores añadiendo claves de rock a muchas de sus canciones.

Con esa libertad que siempre le ha caracterizado, González, quien acaba de romper con su anterior discográfica, decidió irse hasta Nashville (Estados Unidos), donde ya había remasterizado su quinto álbum, "La noche americana".

La ciudad americana vio crecer las letras agridulces de "Daiquiri Blues" y artistas de la talla de Al Perkins o Tyson Rogers han participado en este disco que hoy -con un aforo completo- y mañana, González presenta en Madrid.

Unos problemas técnicos hicieron que la cita empezara una hora más tarde de lo previsto pero rápidamente la unión entre el cantautor y su banda con el público fue clara: ninguno saldría defraudado.

El primer tema del álbum "Daiquiri Blues" fue el encargado de caldear un gélido Madrid que estaba dispuesto a todo y que tal como canta González se había congregado para mojarse los labios en la noche del sábado.

"Cuando estés en vena" confirmó la fidelidad de unos seguidores que se sabían hasta las comas de su nuevo trabajo, pero, González siguió con sus buenas costumbres e interpretó su canción con toques de country y su habitual armónica.

La canción que dio nombre a su anterior trabajo, "Avería y redención" desató los gritos y los coros del respetable, que hizo acto de buena presencia durante toda la actuación.

Los sonidos de rock no tardaron en llegar con "Me agarraste", un tema que en su álbum "Ajuste de cuentas" interpreta con Jorge Drexler y que durante el concierto fue muy aplaudida. La respuesta del "Kid" fue un "gracias" cantado.

El tema lento "Hasta que todo encaje" preparó el ambiente para "Pájaros mojados", canción homónima a su tercer trabajo del año 2002. El público con aclamaciones y gritos hizo que un Quique González feliz y más hablador de lo habitual dijera "muchísimas gracias".

Poco a poco se fueron intercalando temas nuevos y clásicos de su discografía como "Kamikazes enamorados" o "Un arma precisa", tema que hizo que un González con los brazos en alto pidiera un "Hip! Hip! Por los buenos tiempos".

"Deslumbrado" y "Suave es la noche" dieron paso al momento más intimista de la noche compartido con su amigo y "hermano" César Pop, habitual colaborador del grupo Pereza y que interpretó junto a González "Algo me aleja de ti" entre susurros y ante un silencio sepulcral.

Con toques de jazz llegó "Riesgo y altura" y "Bajo la lluvia", González felicitó a su manera al nuevo "campeón del mundo", el Barça, ante la desaprobación del público, interpretó "El campeón".

La aclamación fue inmediata tras los primeros acordes de "Salitre" que dio paso a "Te lo dije", un tema que González compuso para "el gran Miguel Ríos" y lamentó que no estuviese en el concierto dedicándole el tema frente a un público que no dejaba de gritar y cantar.

"Hay partida" era la elegida para cerrar el concierto pero un público ávido de más emocionó a un Quique González que recordó sus inicios en el Rincón del Arte Nuevo, allí donde tan sólo tocaba tres canciones para alguna pareja despistada.

Tras declarar que era un placer y agradecer al público su presencia, el público no dejó de corear su nombre hasta que comenzaron los primeros acordes de "Anoche estuvo aquí".

Las clásicas y muy aplaudidas "Hotel Los Ángeles" y "Vidas cruzadas" se encadenaron con "Su día libre" y la aclamada "La luna debajo del brazo" para cerrar dos horas de concierto con "Miss camiseta mojada".

Mañana Quique González tocará de nuevo en Madrid para proseguir con una gira que le llevará a ciudades como Valencia, Bilbao, Gijón, Burgos, Alicante, Murcia, Santander o Terrassa.