Público
Público

Rajoy deja en manos de CiU y PNV el desarrollo legal de Sitel

El Partido Popular espera la propuesta nacionalista tras el fracaso de su iniciativa en el Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado 24 de noviembre, el grupo parlamentario popular fracasó en su intento de que el Congreso diese luz verde a su proposición no de ley para la puesta en marcha de los controles a Sitel. Sólo contó con el apoyo, y no cerrado, de UPN y UPyD. No obstante, la jornada en el Congreso concluyó con el compromiso de CiU y PNV de emprender las acciones necesarias para regular mejor Sitel. En este contexto, los conservadores han decidido bajar los decibelios de sus protestas a la espera de apoyar la inciativa que presenten los nacionalistas.

La dirección nacional del PP está convencida de que es más fácil que el resto de fuerzas parlamentarias apoyen mayor control legislativo a Sitel si la iniciativa viene de fuera de sus filas. Saben que es el precio político que tienen que pagar por haber hecho coincidir sus sospechas sobre la legalidad de este sistema de interceptación de comunicaciones con las supuestas escuchas ilegales del caso Gürtel.

Las propuestas podrían empezar a tramitarse en febrero

Es precisamente por no entrar en esta dinámica de relacionar Sitel con Gürtel por la que CiU y PNV optaron por no votar a favor de la iniciativa de los conservadores.

'Si se hace algo para dotar de mayores garantías legales a los sistemas de interceptación de comunicaciones no debe pasar a la historia como una consecuencia política de los escándalos del PP', aseguran fuentes del PNV.

Las mismas fuentes reconocen incluso, que 'la proposición no de ley que redactó el PP era buena de forma, pero no somos partidarios de que se contextualice todo en el marco Gürtel'. 'Para despolitizarlo todo, el acuerdo es que nosotros, junto con CiU, presentemos algo conjunto', explican. Todo, partiendo de la base de que Sitel supone una herramienta de escuchas 'casi indiscriminada'.

Los nacionalistas vascos no han avanzado todavía en su propuesta. De hecho, no tienen cerrado todavía si ésta vendrá en forma de proposición de ley, proposición no de ley o, incluso, reforma legislativa.

Si se diera alguno de los primeros supuestos, el ponente sería, con casi toda seguridad, el diputado Emilio Olabarría, el mismo que expresó su postura ante la propuesta del conservador Esteban González Pons.

Desde CiU explican que el asunto está en manos de la diputada Mercè Pigem. La intención de los nacionalistas catalanes es la de presentar su propia proposición no de ley, lo que no descarta que se sienten a hablar con los vascos para intentar encontrar puntos comunes.

Fuentes de CiU aseguran que en los últimos días Pigem ha estado revisando varios informes relacionados con la interceptación de comunicaciones, así como la legislación existente al respecto. 'Se trata de hacer un texto con seny [cordura en catalán], no marcado por la actualidad. No nos queremos dejar llevar por las pasiones del momento', explican desde la formación. Además, alertan de que no pretenden que Sitel enfoque todo el proceso. 'Pretendemos abarcar los demás sistemas de interceptación de comunicaciones', aseguran.

¿Cuándo será posible que el Congreso empiece a tramitar estas iniciativas? Ambas formaciones coinciden en que no será antes de febrero. 'Antes de Navidad, por cuestiones de tiempo es absolutamente imposible', reconocen.

Es más, ambos grupos aseguran que en este caso es bueno que transcurra un periodo de tiempo para desvincular la cuestión del caso Gürtel.

Aunque los conservadores prefieren quedarse al margen, creen que la iniciativa debería dejar claro que sólo puede grabarse lo que el juez autorice a grabar, que se acceda a más o menos información en función del tipo de delito cometido, que los datos no utilizados sean destruidos, que la información se almacene en discos duros sellados y que el juez encargado de la investigación informe sobre los sistemas de interceptación utilizados.