Público
Público

Rajoy dice que la "paciencia" es una virtud en política, pero que "Santo Job sólo hay uno"

Esperará al martes para tomar decisiones sobre los conflictos internos del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En un gesto inusual en Mariano Rajoy, el líder de los conservadores ha ejecutado lo más parecido a un amago de puñetazo en la mesa ante la situación por la que atraviesa el PP. Ha amagado. El martes, teóricamente, actuará. Será el momento en el que los militantes del PP 'tendrán una respuesta a lo que están pensando'.

'Santo Job sólo hay uno', ha advertido para, de inmediato, emplazar a la reunión que celebrará la Ejecutiva Nacional el próximo martes. Allí, ha avisado, se tomarán medidas sobre los conflictos internos que acechan al PP. 

Durante la Junta Directiva celebrada en Murcia, el líder de la oposición ha reconocido que a veces se le acaba la paciencia a la hora de tomar decisiones en política, en clara referencia a la guerra interna surgida en torno a la presidencia de Caja Madrid y al caso Gürtel. En su discurso, Rajoy ha alabado la paciencia como una de las 'más importantes virtudes' de un político. Paciencia que, precisamente, se ha evaporado.

'Si una persona ha hecho lo que no debe, no puede pertenecer al PP'

Rompiendo con lo que, hasta el momento, ya se había convertido en una tradición en su forma de actuar, Rajoy se ha enfrentado al caso Gürtel para ser tajante: le parece 'una porquería' y no acepta 'de ninguna de las maneras' la corrupción en su partido. 'Si una persona ha hecho lo que no debe, no puede pertenecer al PP', ha zanjado.

Las palabras del jefe de la oposición se producen pocas horas después de que Ricardo Costa, ex secretario general del PP en Valencia, fuera suspendido cautelarmente de militancia

Acosado ya de por sí, Rajoy se ha topado también este jueves con la crítica implícita del ex presidente del Gobierno José María Aznar. Durante una conferencia en Barcelona, ha defendido  'reformas penales para erradicar la corrupción en el ámbito político' y que haya dimisiones ante casos de este tipo, porque, si no se opta por este camino, ha advertido, 'los dirigentes políticos no podrán salir a las calles'.

Aznar ha lanzado un claro mensaje a la dirección nacional del PP, aunque sin mencionar ningún caso en particular, al asegurar que los dirigentes políticos deben reaccionar 'con presteza' ante los casos de corrupción, porque generan un gran malestar entre los ciudadanos. 

En el otro frente abierto en el seno del Partido Popular, la guerra por Caja Madrid y las declaraciones de Cobo, Rajoy ha reiterado que 'a veces hay que ser prudente', algo que ya dijo Cospedal esta semana. 

El jefe de la oposición se ha negado a aceptar que todos los políticos son corruptos, algo que para Rajoy es 'lisa y llanamente mentira'. Además, manifestó su interés por ser 'justo y equilibrado' en la denuncia de la corrupción. También ha criticado lo que a su juicio son 'demasiadas filtraciones', en referencia al caso Gürtel, que han provocado 'juicios paralelos'.

Rajoy ha finalizado la defensa de la actuación de su partido en el caso Gürtel añadiendo que el PP 'va a luchar contra la corrupción' y 'va a denunciar' actuaciones 'desproporcionadas' de la Fiscalía.