Publicado: 11.07.2012 07:45 |Actualizado: 11.07.2012 07:45

Rajoy sube el IVA, recorta la prestación por desempleo y quita la extra a los funcionarios

El tipo general del impuesto sube tres puntos, del 18% al 21%. A partir del sexto mes de paro, la cuantía de la prestación se reducirá del 60% al 50% de la base reguladora. Las medidas anunciadas suponen un ajuste de 65.000 millone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comenzado a desgranar este miércoles en el Congreso de los Diputados un nuevo programa de recortes. Con España bajo tutela de la UE, la crisis agravándose y el sector bancario intervenido de facto, Rajoy ha confirmado la eliminación de la paga extra de Navidad para los funcionarios, el recorte de las prestaciones por desempleo y la subida del IVA. Entre otras duras medidas destaca la reducción de otro 20% en las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales en 2013 y un nuevo ajuste del gasto de 600 millones de euros para este año que afectará a varios ministerios. 

Rajoy ha señalado que todas estas medidas de recorte del gasto y de aumento de ingresos suponen un ajuste de 65.000 millones de euros en dos años, una cifra que está muy por encima de lo que se había barajado hasta ahora (se había hablado de un ajuste de 40.000 millones).

El jefe del Ejecutivo han insistido varias veces en que la situación de la economía española es "crítica". "Crecer y crear empleo hoy no es posible", ha aseverado. "El panorama es bien sombrío", ha insistido. 

Estas son algunas las medidas anunciadas por Mariano Rajoy:

- Reforma de la administración local para lograr 3500 millones de euros de ahorro. Se reducirá un 30% el número de concejales y se establecerán límites a los sueldos de los alcades y ediles. Drástica reducción y eliminación de las empresas públicas en el ámbito local.

- Revisión integral de la función pública: Reducción de los días de libre disposición (moscosos); reducción de los liberados sindicales; equiparación de las condiciones de incapacidad temporal a las del sector privado; más facilidad a la movilidad de los empleados públicos; eliminación de la segunda paga extra (la de Navidad) en 2012, que se compensaría en 2015 con una aportación al fondo de pensiones de los funcionarios.

- Recorte del gasto: reducción de 600 millones en el Presupuesto de 2012, especialmente en la partida de subvenciones. Recorte de un 20% en las subvenciones a partidos, sindicatos y organizaciones empresariales en las Cuentas para 2013. 

- Supresión de la mayoría de las actuales bonificaciones a la contratación.

- Revisión de la prestación por desempleo. Se mantiene el periodo máximo de prestación (24 meses). Durante los seis primeros meses, la prestación se mantiene en el 70% de la base reguladora (el sueldo); pero a partir del sexto mes, la prestación se reduce al 50% de la base reguladora (ahora está en el 60%).

- Reforma de las pensiones.

- Subida del IVA: el tipo general sube tres puntos, esto es, será del 21%, frente al 18% actual. El tipo reducido sube dos puntos, al 10%, desde el 8% actual. No se toca el tipo superreducido, que sigue en el 4% para los productos de primera necesidad. Rajoy no ha comentado si, además, habrá cambios en la cesta de productos incluidos en cada gravamen del impuesto.

- Rebaja de un punto en las cotizaciones sociales en 2013, y de otro punto adicional en 2014.

- Eliminación de la deducción en el IRPF por la compra de vivienda habitual a partir del 1 de enero de 2013.

- Reforma de la tributación medioambiental.

- Subida del impuesto especial sobre el tabaco.

- Modificación de los pagos fraccionados en el Impuesto de Sociedades.

- Nuevo paquete de reformas estructurales. La solución al problema del déficit de tarifa vendrá a través de un nuevo programa de fiscalidad energética.

- Mecanismo de resolución de conflictos entre empresas y administraciones públicas. 

- Liberalizaciones en el sector servicios.

- Más flexibilidad de los horarios comerciales, sobre todo en áreas turísticas. 

- Liberalización y, en algunos casos privatización, de servicios ferroviarios, aeroportuarios y marítimos.