Público
Público

Randy Newman anuncia "el fin de imperio estadounidense" en su nuevo álbum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El veterano compositor Randy Newman, más conocido por sus trabajos para el cine -"Toy Story" le dio la fama y "Monstruos S.A." su primer y único Óscar-, lanza "Harps and angels", su primer álbum de estudio con canciones inéditas en nueve años con el que certifica "el fin de imperio estadounidense", ha asegurado a Efe.

"El planeta ha cambiado y, en lo económico, el dominio estadounidense de hace 20 ó 30 años se ha desvanecido. Tenemos que hacernos a la idea de que nuestro país ya no es el líder del mundo occidental", asevera a través del teléfono Randy Newman, quien cree que "aunque el siglo XX fuera el de los Estados Unidos, no podremos decir lo mismo del siglo XXI".

"Harps and angels", que llega a las tiendas españolas el próximo 19 de agosto, incluye el tema "A few words in defense of our country" -"Unas pocas palabras en defensa de nuestro país-, en el que el lado más cínico del cantautor se centra en la Administración Bush, a tres meses de llegar a su fin.

"En realidad es muy fácil criticar a los Estados Unidos con esta administración tan pésima que hemos sufrido", reconoce el músico, quien confiesa haber escrito las letras más personales de toda su carrera para este disco, producido por su colaborador habitual y amigo Lenny Waronker y por el productor Mitchell Froom -el mismo que el de Elvis Costello o Sheryl Crow-.

El álbum, repleto de arreglos musicales en la línea de sus trabajos para el cine, es un nuevo recorrido a través de diez canciones del Randy Newman más político, del contador de cuentos llenos de realismo que le han convertido en respetado cronista de la sociedad de su país.

Algunos de los versos de "A few words in defense of our country" han sufrido la censura en varios medios estadounidenses, algo que ni siquiera ocurrió hace más de 30 años con "Short people", su primer éxito comercial que se intentó sin éxito prohibir de las radiofórmulas.

¿El Randy Newman satírico de los discos de estudio desaparece en la música por encargo de Pixar y Disney? "Puede que sí -admite-. Es la temática de cada una de las películas la que marca la pauta, aunque en ningún caso se pierde el estilo musical".

Desde que debutara en el cine en 1981 con "Ragtime" de Milos Forman, el estadounidense ha sido coautor, para muchos desconocido, de inolvidables momentos en el celuloide, como el striptease de Kim Bassinger en "Nueve semanas y media" que Adrian Lyne rodó en 1986 al ritmo del "You can leave your hat on", canción de Newman a la que puso voz Joe Cocker.

"Una vez que aceptas un trabajo de encargo tienes que hacerlo. Nunca he sido bueno con el deber que me he autoimpuesto, reconozco que soy algo vago e indisciplinado a la hora de componer para mí, por ello no me he centrado tanto en mis propios discos", explica Newman, quien también admite haber sufrido fatiga crónica durante años.

Lo cierto es que han sido esos encargos los que le han mantenido ocupado en las últimas décadas y los que le han proporcionado un reconocimiento esperado por largo tiempo.

Antes de lograr el premio de la Academia de Hollywood, para Randy Newman el término "eterno candidato" se había convertido en algo más que un cliché tras catorce candidaturas fallidas, condición que abandonó al ser galardonado en 2002 por la canción "If I didn't have you" con un explícito agradecimiento: "No quiero vuestra compasión".

"Hubiese preferido ganar el Óscar alguna vez en la categoría de banda sonora en vez de en la de canción original porque exige mucho más esfuerzo", apunta el estadounidense, que también le hubiese gustado haber sido reconocido por su trabajo en "Avalon", o "Despertares", que ni siquiera optó al premio, ambas de 1990.

Ahora ya prepara su trabajo para la tercera entrega de "Toy Story", cuya fecha de estreno está prevista para 2010. "Me gustaría componer para una película dramática, pero no logro que me lo ofrezcan", lamenta.