Público
Público

Rato afirma que los principios económicos tradicionales se están "tambaleando"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general de Lazard Asesores Financieros, Rodrigo Rato, ex director general del FMI, ha declarado hoy que algunos de los principios que han fundamentado la teoría económica en las últimas décadas se han "tambaleado" y ha apuntado que está en cuestión incluso el papel y la eficacia del mercado.

Rato, quien ha pronunciado la conferencia de clausura del VI Congreso Nacional de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), ha afirmado que la crisis económica ha removido algunos principios fundamentales que se mantenían desde los años setenta, como la hipótesis de la predicción económica a partir de las expectativas razonables.

Ese principio, ha asegurado, se está "tambaleando", al igual que la idea de que un IPC moderado garantizaba economías estables, ya que las últimas crisis, como la asiática, la de las empresas "puntocom" o la actual de la economía mundial no están generadas por una alta inflación sino por los flujos de capitales y el estallido de "burbujas" en algunos sectores.

Rato, quien ha destacado que esta crisis se ha producido dentro del "corazón" de la globalización, en los países industriales, ha indicado que, además, "los pesos políticos en el mundo han cambiado delante de nuestros ojos en menos de doce meses" y la 'foto' del G-8 como responsable de la economía mundial ha sido sustituida por la del G-20, en el que están representados muchos países emergentes, que son "los que dominan el ritmo del crecimiento" también este año.

Por otro lado, Rato ha afirmado que es necesario ir perfilando las estrategias de salida de la crisis, en primer lugar qué sucederá cuando se vayan retirando los estímulos económicos del sector público y, en segundo lugar, cómo se gestionará la "herencia" de esas políticas: el déficit y la deuda.

También, ha agregado, se deberá hacer frente a la "herencia muy compleja" del aumento del desempleo, ya que la recuperación "va a tardar en llegar" y la crisis ha podido afectar incluso al potencial de crecimiento económico.

Por ello, ha considerado "importante y urgente" que la sociedad "empiece a pensar estrategias para mejorar el empleo estructural" a través de medidas referidas a las condiciones laborales, el marco legal y las políticas de reeducación y aprendizaje.

Otro de los retos a abordar en el proceso de salida de la crisis, ha apuntado, es el del valor del dólar como única moneda de cambio mundial y la búsqueda de alternativas, como la representada por el euro.

En ese sentido, Rato ha subrayado que España, por primera vez en su historia, afronta un cambio de ciclo económico "con una moneda fuerte" en el concierto internacional.

No obstante, el abogado y economista madrileño ha resaltado que no se debe hablar sólo de los riesgos, sino también de los retos que se plantean, en esta "nueva realidad" mundial surgida de la crisis económica.

Tras destacar que "no vamos a volver atrás" una vez superada la crisis, Rato ha aseverado que son necesarios cambios de "ideas" y "pensar de otra manera" en lo referente a cuestiones como el papel de los mercados, los bancos centrales o los mercados laborales.

El introductor de la conferencia de Rato ha sido el presidente y Fundador de la empresa Garrigues, Antonio Garrigues Walker, quien ha manifestado que la sociedad española está "perpleja, desconcertada e irritada", no sólo por la crisis, sino también por "el ambiente que se está generando alrededor" de la misma, la "radicalización" política, los "conflictos internos" en los partidos y los "escándalos cuasipermanentes de corrupción".

Garrigues ha puesto de relieve que la sociedad española se merece "un diálogo público y político más educado, más honesto y más serio", ya que "es una sociedad viva, no deprimida y oprimida" y por este motivo el sector público "debería reaccionar y hablarnos de una manera distinta".

Antes de dar paso a las preguntas, Garrigues, bromeando, ha preguntado a Rodrigo Rato si va a ser "presidente de una entidad financiera", en alusión a la posibilidad de que dirija Caja Madrid, a lo que el economista ha respondido con un escueto: "No voy a hacer comentarios".