Público
Público

El rechazo del plan rescate en EEUU hunde las bolsas en Asia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las acciones cayeron el martes en Asia, anotándose el peor descenso mensual en más de una década después de que los legisladores estadounidenses rechazaron el propuesto plan de 700.000 millones de dólares para terminar con el pánico financiero.

El inesperado resultado en Washington llegó días después de que las disputas políticas amplificaron el miedo entre los inversores, impulsándolos a deshacerse de activos en mercados emergentes a cambio de apuestas menos riesgosas en bonos soberanos o incluso dólares.

Los costes de protección contra los incumplimientos de deuda y reestructuración se dispararon, lo mismo que la tasa de crédito interbancario en Asia, reflejando globalmente las tensiones en los mercados de crédito.

"La agitación en los mercados posiblemente continúe a menos que se apruebe un plan alternativo, lo que podría pasar, o no, esta semana", escribió Dariusz Kowalczyk, jefe de estrategias de CFC Seymour en Hong Kong, en una nota.

El promedio Nikkei de Tokio cerró con una caída del 4,1 por ciento, en mínimos de 3 años, y el índice MSCI de acciones de la región Asia-Pacífico no japonesas caía un 2,09 por ciento.

El índice para Asia-Pacífico acumula un descenso de más del 17 por ciento en septiembre, su peor pérdida desde octubre de 1997, cuando la región sufría las consecuencias de la crisis financiera asiática.

El fracaso del mayor y más amplio intento para evitar que la onda expansiva del sector financiero arrasen con la economía real asestó al índice bursátil S&P 500 su mayor declive desde octubre de 1987.

Los futuros bursátiles en Estados Unidos subían un 2,84 por ciento el martes y apuntaban a una apertura al alza.

El índice Hang Seng de Hong Kong revirtió pérdidas tempranas y subía un 0,53 por ciento, mientras que el referencial KOSPI de Seúl recortó pérdidas del 5,5 por ciento y terminó con un descenso del 0,57 por ciento.

Los inversores de todo el mundo han estado luchando por eliminar todo riesgo de sus carteras, cobijándose en tradicionales refugios como los bonos del Tesoro de corto plazo y el oro.

El oro al contado descendía a 895,80 dólares la onza, tras haber subido un 5 por ciento y tocar un máximo de 2 meses el lunes a 920 dólares.

"El mercado del oro nos está diciendo que la economía mundial está en peligro", dijo Jeffrey Nichols, director gerente de American Precious Metals Advisors.

Otro activo que ha ganado atractivo durante épocas de amplia incertidumbre es el yen.

Aunque los bancos centrales fuera de Estados Unidos han tenido que establecer programas especiales de canje de divisas para cubrir la alta demanda de dólares, los inversores han estado pasándose al yen como refugio por el gran superávit externo de Japón.

El dólar cayó a mínimos de 4 meses, a cerca de 103,50 yenes, antes de recuperarse a 104,72 yenes.

El dólar se afirmaba, particularmente contra las monedas europeas, pues los inversores conservaban la moneda relativamente segura de la msyor economía mundial. El euro caía un 0,4 por ciento, a 1,4360 dólares

/Por Kevin Plumberg/.*.