Público
Público

El rechazo del PNV impide presentar la moción de censura para desalojar a ANV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rechazo del PNV a la propuesta de presentar una moción de censura con el fin de desalojar a ANV de la Alcaldía de Arrasate (Guipúzcoa), después de que se negara a condenar el asesinato por ETA de Isaías Carrasco, ha impedido que prospere esta iniciativa planteada por los socialistas.

La postura contraria del PNV a la moción de censura ha sido dada a conocer por el presidente del PSE/EE de Guipúzcoa, Manuel Huertas, al término de la reunión que representantes del PNV, EA, EB, PP y Aralar han mantenido esta mañana a lo largo de media hora con dirigentes socialistas en la Casa del Pueblo de San Sebastián.

El PSE, que cuenta con cuatro concejales en Arrasate, quería asegurarse 11 votos para que prosperase la moción contra ANV (7 ediles), pero el rechazo del PNV, que tiene 4, unido al ya anunciado de Aralar (1), ha hecho insuficiente el apoyo dado hoy por EA (1), PP (1) y EB (3) a esta iniciativa.

Al término de la breve reunión, en la que cada partido se ha limitado a exponer su posición y apenas hubo debate, el ex diputado socialista Manuel Huertas ha expresado su decepción por el resultado de estas negociaciones y ha advertido de que la decisión del PNV "condicionará la relación política en el futuro" con los socialistas.

Huertas ha calificado la negativa del PNV y Aralar de "acto de cobardía en la lucha contra el terrorismo" que "vilipendia los más elementales principios democráticos".

El presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, ha explicado los argumentos de su partido para echar abajo la iniciativa socialista en una rueda de prensa convocada poco después en su sede de San Sebastián, en la que ha afirmado que no cree que la moción de censura conduzca a "escenarios progresivos de normalización".

Egibar, quien ha aclarado que la decisión es "compartida" por el Euskadi Buru Batzar (EBB), ha sostenido que, aunque su partido no está de acuerdo con la moción sí está dispuesto a "estudiar alternativas para trabajar en la pedagogía social y política" con los electores de ANV, que votaron a esta formación "pensando que sería un actor fundamental en el proceso de paz".

En su opinión, la alcaldesa de Arrasate, Ino Galparsoro, debería haber dimitido tras el atentado porque no cumple los "mínimos éticos" para ocupar este cargo, aunque ha matizado que el problema no reside en la actitud de la primera edil, sino en la "posición activa y consciente de 3.303 vecinos que votaron a ANV".

El presidente del PNV ha manifestado que su formación no tiene ningún acuerdo, "ni expreso ni tácito" con ANV, tras lo que se ha preguntado si "los demás partidos pueden decir lo mismo" y ha recordado que los acuerdos de EA y EB con ANV han desplazado a su formación de algunas alcaldías, como la de Azpeitia.

También ha reclamado "una reflexión" a quienes diseñaron el "escenario" surgido tras las elecciones municipales, en las que ANV pudo presentarse sólo en algunos municipios, de lo que ha responsabilizado al ministro del Interior en funciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, y al dirigente de Batasuna Pernando Barrena.

Por su parte, el coordinador de Ezker Batua en Guipúzcoa, Antton Karrera, ha explicado, en una breve comparecencia tras la reunión, que la alcaldesa de Arrasate "no es digna para mantener la dirección de ese Ayuntamiento" tras negarse a condenar el atentado, por lo que la presidencia de esta formación acordó ayer, y así lo ha comunicado hoy a los socialistas, apoyar la moción de censura.

La presidenta del PP de Guipúzcoa, María José Usandizaga, quien ha hecho declaraciones antes de abandonar la sede socialista, ha considerado que el de hoy es un día "muy triste para los vascos y para los demócratas en general" porque "el PNV se ha vuelto a retratar y ha manifestado su absoluta falta de voluntad de acabar con ETA".

Usandizaga ha vaticinado que la sociedad vasca "pasará factura" al PNV por esta decisión.