Publicado: 13.02.2014 22:41 |Actualizado: 13.02.2014 22:41

Reclaman al sustituto de Rajoy en el Registro de Santa Pola que devuelva sus remuneraciones desde 1990

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

José Luis Mazón, abogado y fundador del partido Soberanía, ha enviado una solicitud al Ministerio de Justicia en la que reclama que Francisco Riquelme, sustituto de Mariano Rajoy como registrador de la propiedad de Santa Pola, devuelva sus remuneraciones desde 1990 (unos 28 millones de euros), año en el que ocupó la plaza en régimen de interinidad que el actual presidente del Gobierno dejó cuando accedió al cargo de diputado por el Partido Popular.

Mazón, que ya ha protagonizado enfrentamientos judiciales con Riquelme y con Rajoy a consecuencia del cargo que el jefe del Ejecutivo se reserva desde hace 14 años, asegura que el sustituto está incumpliendo la Ley de Incompatibilidades de 1984.

El escrito, con fecha del 10 de febrero, hace referencia al artículo 2. 1, por el que se impide "percibir [...]más de una remuneración con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas y de los Entes, Organismos y Empresas de ellas dependientes o con cargo a los de los órganos constitucionales, o que resulte de la aplicación de arancel ni ejercer opción por percepciones correspondientes a puestos incompatibles".

El abogado explica que Riquelme no puede compatibilizar la remuneración de su cargo de titular del Registro de la Propiedad de Elche -del que es titular- con el de Santa Pola, "cargo que desempeña en la misma jornada laboral", dice el documento.

Según Mazón, el sustituto de Rajoy debería devolver unos 28 millones de euros, un cálculo estimado a razón de dos millones por año durante 14 años (un millón por registro y otro por oficina liquidadora). También exige el "cese inmediato de la percepción de las remuneraciones por arancel" en el registro de Santa Pola, así como su cese en el cargo de registrador en Santa Pola.

Este letrado ya denunció al presidente del Gobierno en 2012 al entender que no podía compatibilizar su cargo público con su plaza en el Registro de la localidad alicantina, y fue más allá al insinuar que Rajoy seguía cobrando una parte de la retribución a través de un "apaño" con Riquleme. Una acusación que Rajoy negó en respuesta parlamentaria al diputado de IU Gaspar Llamazares.

Riquelme desempeña ambos cargos en una misma jornada laboral Esta denuncia le costó a Mazón una indemnización de 30.000 euros dictada por un juzgado de Murcia después de que Riquelme le denunciase por intromisión en su honor,  reclamándole 100.000 euros por los perjuicios causados a su labor profesional.

"Rajoy y Riquelme, unidos por una amistad, pudieron llegar a un acuerdo para que el abanillero conste como registrador de Santa Pola además de serlo en Elche pero el presidente del Gobierno siga percibiendo parte de su sueldo", aseguraba Mazón.

Al Ministerio de Justicia 10-2-2014 by publico2013