Público
Público

Los récords caen uno tras otro y Phelps se estrena en Roma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Michael Phelps estrenó hoy su palmarés en los Mundiales de Roma, al imponerse el equipo de los Estados Unidos en el relevo 4x100 libre, en la primera jornada en la piscina olímpica del Foro Itálico en la que cayeron seis récords del mundo

La secuencia de mejores marcas mundiales que hubo en menos de dos horas es la siguiente: dos en los 400 metros libre, el masculino, el alemán Paul Biedermann, y el femenino, la italiana Federica Pellegrini; los 200 estilos, la estadounidense Ariana Kukors; los 100 mariposa, la sueca Sarah Sjosrom; los 100 libre, la alemana Britta Stefen; y Holanda en el relevo 4x100 femeninos. Cinco de los récords fueron en categoría femenina.

Esta serie dio la razón a la nueva normativa de la Federación Internacional de Natación (FINA), que quiere que a partir del 1 de enero de 2010 todos los bañadores sean de material textil y vuelva a formas más tradicionales. La FINA aprobó el pasado sábado en Roma unas normas en esa dirección.

La caída de un récord del mundo apenas provocó el griterío del público, a no ser que la protagonista del mismo fuera la nadadora que está llamada a suceder a la francesa Laure Manaudou en el firmamento internacional de este deporte, al menos en el europeo, la italiana Federica Pellegrini.

"Fede" vivió esta tarde su día. Se impuso en los 400 libre con un tiempo de 3:59.15, batió la mejor marca mundial que estaba en poder de ella desde los Juegos del Mediterráneo de Pescara (Italia), el 27 de junio pasado, con 4:00.41, y se convirtió en la primera mujer que baja de 4:00.00 en esta distancia.

La medalla de plata fue para la británica Joanne Jackson, 4:00.60, y la de bronce para su compatriota Rebecca Adlington, campeona olímpica en Pekín en los 800 libre, con 4:00.79.

La lista de récord mundiales, que promete ser muy larga, comenzó con el de una nadadora de 15 años, la sueca Saraj Sjostrom, nacida el 17 de agosto de 1993, que realizó el mejor tiempo en las semifinales de 100 mariposa.

La sueca paró el crono en 56.44 para bajar de la tabla de récords el de la holandesa Inge de Bruijn, vigente desde los Juegos Olímpicos de Sydney, en septiembre de 2000, con 56.61.

Sjostrom se impuso a la australiana Jessicah Schipper, que hizo 57.08, y a la estadounidense Dana Vollmer, tercera con 57.19.

Las holandesas volvieron a demostrar que nadie tiene un conjunto de velocistas mejores que las suyas. Inge Dekker, Ranomi Kromowidjojo, Frederike Heemskerk y Magdalena Velhuis sumaron a su título olímpico de Pekín 2008 el Mundial de Roma 2009 con un tiempo de 3.31.72 para rebajar el que ellas mismas tenían desde los Europeos celebrados en su país, en Eindhoven, en marzo del año pasado, con 3:33.62.

Tras ellas se clasificaron las alemanas Britta Stefen, Daniela Samulski, Petra Dallmann y Daniela Schreiber. En la primera posta, Stefen batió el récord del mundo de los 100 libre con 52.22, una mejor marca que ella tenía en 52.56.

Las australianas ganaron la medalla de bronce con un cuarteto formado por Lisbeth Trickett, Marieka Guehrer, Shayne Reese y Felicity Gálvez, y con un tiempo de 3:33.01.

Phelps hizo la primera posta del relevo estadounidense que venció en los 4x100 libre con un crono de 47.78 y Ryan Lochte, Mattew Grevers y Nathan Adrian como compañeros.

Los norteamericanos lograron el récord de los campeonatos, 3:09.21, que estaba desde esta mañana en poder de los brasileños, con 3:11.26.

La medalla de plata fue a parar a las vitrinas de la Federación Rusa, que presentó a Evgeny Lagunov, Andrey Grechin, Danila Izotov y Alexander Sukhorukov, para hacer 3:09.52.

Los velocistas franceses volvieron a fallar al igual que lo hicieran en Pekín hace un año y se quedaron con la medalla de bronce. Fabien Gilot, Alain Bernard, el más rápido de todos los nadadores de esta final con 46.46, Gregory Mallet y Frederick Bousquet no pudieron pasar del tercer escalón del podio.

El año pasado, en la final olímpica de Pekín, los estadounidenses les ganaron en una de las carreras más bonitas de la historia, en la que Jason Lezak, hoy ausente, evitó in extremis la derrota de su cuarteto.

César Cielo, Nicolás Oliveira, Guilherme Santos y Fernando Silva fueron cuartos con 3:10.80 por delante de los italianos Alessandro Calvi, Christian Galenda, Marco Orsi y Filippo Magnini, quintos, con 3:11.93.

En las semifinales de los 200 estilos femeninos, la estadounidense Ariana Kukors logró el récord del mundo y el mejor tiempo para la final de mañana por delante de la australiana Stephanie Rice, segunda con 2:08.68 por 2:07.03 de la norteamericana.

El anterior récord estaba en poder de la oceánica desde el 13 de agosto de 2008 en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 2:08.45.

El alemán Paul Biedermann batió al tunecino Oussama Mellouli en los 400 libre, dio la primera medalla de oro a su país en la piscina olímpica del Foro Itálico y rebajó la mejor marca mundial en poder del australiano Ian Thorpe desde el 30 de julio de 2002 en Manchester.

El germano hizo 3:40.07 por 3:41.11 del tunecino y 3:40.08 del australiano. El chino Lin Zhang fue tercero en la final con 3:41.35.