Público
Público

Empleo recorta el presupuesto del Fogasa un 23% para 2015

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese al cúmulo de expedientes que se amontonan en el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), el Consejo Rector del organismo dependientes del Ministerio de Empleo apriobó en su reunión del miércoles, con los votos en contra de CCOO y UGT, el Anteproyecto de Presupuestos para 2015, que según los sindicatos es un 23% inferior al de 2014.

En un comunicado, las centrales sindicales aseguran que el presupuesto pendiente de aprobarse definitivamente es "insuficiente", y piden que se cubran los puestos de trabajo vacantes y se contrate a más personal para "garantizar la gestión del organismo y resolver los expedientes atrasados" de aquellos trabajadores que esperan- alguno desde hace varios años- el pago de sus prestaciones tras la quiebra de las empresas en las que trabajaban.

Según exponen, la partida de este anteproyecto relativa a las prestaciones que debe abonar el Fogasa por indemnizaciones y salarios en caso de insolvencia empresarial, asciende a 1.036 millones de euros, un montante que consideran "no creíble", ya que la previsión de gasto real en prestaciones para 2015 será, advierten, muy superior. En 2014, esta partida fue de 1.348 millones de euros.

Teniendo en cuenta que el Fogasa acumula una cantidad de expedientes atrasados que, según estiman CCOO y UGT puede alcanzar los 120.000 afectando a 150.000 trabajadores, fuentes sindicales han explicado a Público que su oposición son está motivada sólo por el presupuesto, sino por la incapacidad de garantizar el correcto funcionamiento de una órgano como este. Como ya han denunciado en varias ocasiones los propios trabajadores del Fogasa, los retrasos - de más de dos años en cientos de casos- se debe a la falta de personal.

Los expedientes atrasados pueden llegar a los 120.000 a final de año,afectando a 150.000 trabajadores que esperan sus indemnizacionesEmpleo trató de mitigar este problema en septiembre de 2013 con la contratación de un servicio de gestión externo adicional, pero el problema no se solucionó. Por ese motivo, CCOO y UGT, los únicos miembros del Consejo Rector que han expresado públicamente su rechazo a las cuentas de 2015, exigen que se cubra la totalidad de las vacantes de la Relación de Puestos de Trabajo y que se autorice la ejecución de un programa de carácter temporal para contratar los efectivos necesarios que permitan una adecuada gestión.

Además se han opuesto a la congelación salarial de los empleados públicos del Fogasa por quinto años consecutivo. Aseguran que la externalización es un simple "parche" y que la única forma de atajar el problema del atraso en el cobro de prestaciones es la contratación temporal de más empleados públicos.