Público
Público

Las reglas antidopaje deben cambiar, dice Nadal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Rafael Nadal, número dos del mundo, dijo el martes que el tenis está libre de dopaje y reiteró su opinión respecto a que los procedimientos en las pruebas antidopaje son demasiado complicados.

"Yo soy el primero que quiere un deporte limpio, más que nadie, pero la forma en que (los controles) se están haciendo, en mi opinión, no es la correcta", dijo el español a los periodistas en el Masters 1000 de París.

Nadal, que previamente había acusado a los controladores de "acosar" a los jugadores, dijo que era un problema que los tenistas tengan que informar a las autoridades antidopaje de su paradero diario.

"Claro, me encantaría que hubiera algunos cambios", sentenció.

"Creo que es demasiado tener que decir dónde estás todos los días de tu vida", comentó.

La WTA, el organismo que dirige el circuito femenino, manifestó que deseaba que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) revise su norma "paradero", para darle a las jugadoras una mayor flexibilidad.

La belga Yanina Wickmayer y su compatriota Xavier Malisse fueron sancionadas la semana pasada con un año de suspensión por no notificar a su agencia nacional antidopaje dónde podrían ser localizadas. La WTA cree que el castigo es demasiado estricto.

El debate sobre el dopaje en el tenis se ha agudizado por la reciente confesión del retirado Andre Agassi en la que manifestaba que había mentido sobre su consumo de drogas.

En su autobiografía "Open", el estadounidense reveló que había consumido drogas y que después de dar positivo por metanfetamina en 1997 mintió a los investigadores sobre las causas de la ingesta, evitando así una sanción.

El martes, el ex número uno del mundo Marat Safin sostuvo que Agassi podría limpiar su conciencia devolviendo los millones de dólares que había ganado en premios.

Safin sugirió que si Agassi era sincero debería entregar también todos los títulos que había ganado durante su larga y exitosa carrera.

Sin embargo, Nadal dijo que estaba convencido de que el dopaje no era un problema en el deporte.

"Yo siempre voy a estar con los jugadores y siempre voy a defenderlos", dijo.

"Tengo confianza en mis compañeros. Creo que están limpios y si los resultados (en las pruebas) no me dicen otra cosa, voy a defender a mis amigos", concluyó Nadal.