Público
Público

Relacionan ataques con aviones no tripulados a un supuesto complot terrorista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fuentes de los servicios de seguridad occidentales y paquistaníes relacionan un reciente incremento de los ataques con aviones no tripulados de EEUU en Pakistán con un supuesto complot terrorista de Al Qaeda contra blancos europeos.

En esos ataques, veintiséis sólo en septiembre, dirigidos contra regiones tribales en la frontera afgano-paquistaní, murió el mes pasado un ciudadano británico que, según esas fuentes, había recibido el encargo de dirigir un grupo de Al Qaeda en el Reino Unido.

"La actividad que vemos últimamente en el norte de Waziristán, los ataques y los esfuerzos para alejar a la gente de Al Qaeda y grupos afines, está relacionada con los avisos que hemos escuchado sobre potenciales ataques terroristas contra europa", dijo a la BBC el embajador de Pakistán en Washington, Hussein Haqqani.

Según el diplomático paquistaní, su país colabora con las agencias de inteligencia europeas y estadounidenses para prevenir esos planes terroristas contra Europa.

Fuentes de los servicios secretos occidentales señalan que un ciudadano alemán detenido en julio en Afganistán fue el primero en proporcionar informaciones sobre los supuestos planes, que consistiría en llevar a cabo ataques tipo comando contra determinados objetivos en París, Londres y Berlín.

Algunos países, entre ellos Estados Unidos, han advertido a sus ciudadanos de que estén atentos cuando viajen por Europa.

Los 26 ataques con aviones no tripulados, los llamados "Drones", llevados a cabo en septiembre son la cifra mensual más alta de los últimos seis años.

El lunes, uno de esos ataques destruyó la casa de un dirigente tribal sospechoso de estar vinculado con un comandante talibán en una aldea situada a 3 kilómetros de la ciudad de Mir Ali, en el norte de Waziristán.

Según funcionarios paquistaníes citados por la BBC, entre los muertos en ese ataque había cinco ciudadanos alemanes. Varias personas resultaron también heridas.

El lunes, el Ministerio alemán del Interior reveló que setenta ciudadanos de ese país habían recibido formación paramilitar en Afganistán y Pakistán y que un tercio de esas personas había regresado a Alemania.

Un ataque con un avión no tripulado acabó en septiembre con la vida de un ciudadano británico de origen asiático llamado Abdul Jabbar, que vivía en la provincia de Punyab.

Fuentes de los servicios de seguridad británicos dijeron a la BBC que Jabbar estaba siendo preparado para encabezar un grupo de Al Qaeda en el Reino Unido.

Los servicios de seguridad occidentales observaron una reunión de trescientos militantes en el norte de Waziristán a la que asistió Jabbar hace tres meses y en la que fue presentado como el líder del nuevo grupo encargado de preparar los ataques tipo comando contra blancos británicos, alemanes y franceses.