Público
Público

Rentable por viajes de negocios

Está previsto que el 73% de los pasajeros del nuevo AVE en 2011 lo elija por motivos de trabajo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imagen de tren playero que trae consigo el nuevo AVE Madrid-Valencia se cae en cuanto se analizan las previsiones de tráfico que contempla Renfe para el nuevo servicio. Sólo el año que viene está previsto que la línea entera (Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia) sea utilizada por casi 3,5 millones de viajeros. De ellos, siete de cada diez (el 73%) elegirán este medio de transporte por motivos de trabajo o por viaje de negocios, según las estimaciones de Renfe que aparecen en el estudio encargado por el Ministerio de Fomento sobre el impacto económico de la nueva conexión.

El turismo de negocios hará rentable el nuevo AVE. Sólo uno de cada tres usuarios irá en este tren por ocio o turismo, contrariamente a lo que se podía pensar. Aunque eso no quiere decir que no impulse también los viajes turísticos entre Madrid y Valencia, sobre todo, de fin de semana. Entre las dos ciudades se estima que habrá un tráfico de 2,8 millones de pasajeros, prácticamente lo mismo que entre las ciudades de Madrid y Barcelona, conexión también muy marcada por los viajes de trabajo.

El nuevo AVE nace para ser rentable en poco tiempo, antes de tres años, posiblemente, según las estimaciones de Renfe. Se amortizarían así los 6.600 millones invertidos en la línea. Los viajeros generarán un gasto de 864 millones de euros.

El ahorro de tiempo en el viaje es el gancho principal que servirá al nuevo tren para robar en torno al 55% de clientes al avión. Esto ya ha obligado a Air Nostrum (franquiciada de Iberia) a replantear sus tarifas. También al coche le quitará usuarios: entre el 20% y el 30%, similar a lo que ocurrió ya con el AVE a Sevilla y a Málaga.

La novedad es que el Ministerio de Fomento se plantea reducir de 95 a 90 minutos el trayecto de Madrid a Valencia en poco tiempo, como comentó ayer el ministro José Blanco. Además, se produce un impacto inducido en el trayecto entre Madrid y Alicante, que durará tres horas, media menos, y a Castellón, que tardará 2 horas 55 minutos, 105 minutos menos.