Público
Público

Resucitación manual, no boca a boca, salva vidas en Arizona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Una campaña pública deArizona para que la población aprenda a realizar reanimacióncardiopulmonar (RCP) manual a una persona que se desmaya habríasido efectiva, informaron funcionarios públicos de ese estado.

Los médicos recomiendan acompañar las compresionestorácicas con la respiración boca a boca durante la RCP, peroestudios recientes sugirieron que eso no ayuda a la mayoría.

Cinco años después de que Arizona comenzó a promover la RCPmanual, se duplicó la posibilidad de sobrevivir a un parocardíaco, publica Journal of the American Medical Association.

"Soy optimista: esto va a ayudar a que la población realiceRCP en todo el país", dijo el doctor Bentley J. Bobrow,director médico del Consejo de Servicios de Emergencia Médica &Sistema de Trauma de Arizona, que participó del estudio.

Bobrow comentó que la campaña, llamada SHARE, surgió paramejorar en ese estado la supervivencia de pacientes que sufrenun paro cardíaco, un problema que cada año causa más de 250.000muertes sólo en Estados Unidos.

"Teníamos que hacer algo para motivar a la gente a actuarante alguien que se desmaya", dijo el experto. Sólo un terciode las personas que sufren un paro cardíaco en Estados Unidosrecibe RCP de un transeúnte.

El equipo analizó datos de 4.415 paros cardíacos entre el2005 y el 2009 en Arizona. La supervivencia hasta el altahospitalaria pasó de menos de cuatro de cada 100 a uno de cada10 pacientes.

Al mismo tiempo, el uso de la RCP creció del 28 al 40 porciento, con un aumento claro de las compresiones torácicas yuna disminución del uso de la respiración boca a boca.

La RCP manual únicamente aumentó 1,6 veces la posibilidadde supervivencia comparado con la falta de RCP y las maniobrascon respiración boca a boca.

"Estas son muy buenas noticias. Demuestran que simplificarlas instrucciones de la RCP e informar a la población ayuda asalvar vidas", , dijo el doctor Michael Sayre, portavoz de laAsociación Estadounidense del Corazón, que recomienda el uso deRCP manual desde el 2008.

FUENTE: JAMA/Journal of the American Medical Association, 6de octubre del 2010