Público
Público

La retención de asilados en los CIE desata las críticas

Varios «centenares» de los 7.660 solicitantes de refugio fueron ingresados en 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de las denuncias por malos tratos a inmigrantes en los Centros de Internamiento para Emigrantes (CIE), la polémica vuelve a planear sobre estas dependencias. Esta vez es por la retención de solicitantes de asilo durante la tramitación de sus casos, según criticaron ayer en Madrid diversos organismos internacionales de ayuda a refugiados.

'Las políticas de fronteras no deben estar basadas sólo en la seguridad, sino también en el respeto de los derechos humanos', señaló ayer Bjarte
Vandvik, secretario general del ECRE (Consejo Europeo para los Refugiados y los Exiliados), quien también extendió las críticas por los 'preocupantes internamientos' a Malta y Reino Unido.

De las 7.660 solicitudes de asilo que se realizaron en las fronteras españolas en 2007, la mayor parte se produjo en el aeropuerto de Barajas, donde los indocumentados quedan retenidos en una de las dos salas de inadmitidos o en la de solicitantes de asilo, si así lo piden. El 90% de las personas que solicitaron ser acogidas en el aeropuerto el año pasado era de Colombia (2.490). La razón principal: huir del conflicto militar que sacude su país. Son sindicalistas, profesores o simples vecinos desplazados. Tras unas horas o días de espera, son puestos en libertad, repatriados o trasladados a los CIE. Según las organizaciones, hubo 'cientos' de ingresos en 2007.

El plazo máximo de estancia en estos centros es de 40 días, salvo en casos como la solicitud de asilo, cuando permanecen hasta conocer la resolución del juez. 'Quedan retenidos como delincuentes', denunció Vandvik.

Las organizaciones aseguran que estas medidas forman parte del endurecimiento de las políticas de control de la inmigración en la frontera del sur de Europa. El presidente de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado), Ignacio Díaz de Aguilar, manifestó su preocupación por la 'privación de derechos humanos' que viven estas personas.

En el año 2000, cuando la Unión Europea apenas contaba con 15 países, hubo 400.000 solicitudes de asilo. Ocho años después, pese al aumento de 12 miembros en el grupo europeo, las peticiones se han reducido a 220.000. Según el director general de France Terre d'Asile, Pierre Henry, esto se debe al 'endurecimiento de las citadas políticas de frontera'.

Además, 'hay muchas personas que pueden tener derecho a ser asilados y no pueden ni solicitarlo porque quedan bloqueadas en países de tránsito', ha explicado el responsable de CEAR. Díaz de Aguilar opina que podría aumentar, en los próximos años, el número de personas que salen de sus países por las crisis alimentarias, el cambio climático y las guerras en África.

El ECRE añadió su preocupación por el preacuerdo logrado en las instituciones de la UE sobre la futura directiva de repatriación de inmigrantes irregulares, que permitiría prolongar el período de detención en los CIE de los 40 días hasta 18 meses.