Público
Público

El rey de la cinta

Las portentosas condiciones de Navas asombran a sus fisios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'¿Por qué no sigue funcionando?', preguntó ingenuo Jesús Navas. Sus zancadas respondían como si nada al desafío cada vez más veloz de la cinta de correr. Ante el esfuerzo exagerado del extremo, la máquina quedó bloqueada. Los fisios del Sevilla quedaron atónitos ante la proeza. 'Es un físico muy difícil de encontrar en el fútbol. Aúna rapidez y resistencia', reconoce el preparado físico del Sevilla Ramón Orellana.

Un motor potentísimo da energía a la carrocería liviana mide 1,70 m. y pesa 60 kilos del extremo sevillano. La plantilla fue sometida a principios de semana a unas pruebas físicas en el Centro de Alto Rendimiento de la Cartuja destinadas a obtener datos sobre frecuencia cardíaca, ventilación, consumo de oxígeno, producción de carbónico y tasa de lactato en sangre.

Llegó el turno de Navas en el test del escalón creciente. Electrodos adheridos en el pecho para controlar el ritmo cardíaco, máscara para medir los gases y a correr. Primero el calentamiento; tres minutos a 8 kilómetros por hora. Luego, aumenta la velocidad un kilómetro por hora cada sesenta segundos. 10, 11, 12...

Navas corría y corría sin que el umbral de derrota ante el ingenio mecánico diera señal alguna. 'Es pura condición genética. No es un caso único, he visto perfiles parecidos en Alves o Reyes', apunta Orellana.

Una vez acabada la prueba, y ya ante los micrófonos, hubo que despistar a su habitual timidez para que reconociera en dos o tres palabras que la anécdota de la cinta de correr no tenía la menor importancia.

Ni un gramo de grasa adorna el cuerpo de Jesús Navas. Su extrema delgadez hizo que, a su llegada al primer equipo, Joaquín Caparrós le dejara mano libre con la dieta. 'Coincidió con la llegada del doctor Escribano al Sevilla. Su metabolismo hizo que no se le pusiera un tope en la ingesta de alimentos como bollería', recuerda el preparador físico.

Si hay algún jugador que soporta los azotes del calendario ese es Navas. Jiménez lo sabe y explota a su perla: 'Su capacidad de recuperación es enorme'.