Público
Público

El rey de Tonga es coronado en una lujosa ceremonia al estilo occidental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

George Tupou V, rey de Tonga, el único Estado de la Polinesia con una monarquía, fue hoy coronado en una lujosa ceremonia al estilo occidental, a la que asistieron representantes de las Casas Reales y gobiernos de medio mundo.

El soberano, de 60 años, que fue coronado mediante el rito cristiano, lucía una larga capa aterciopelada y permaneció sentado en un trono dorado de casi 2,5 metros de altura.

Tupou V se trasladó a la capilla en la que tuvo lugar la ceremonia en una enorme limusina negra, que atravesó las principales calles Nuku'alofa, capital del pequeño reino de Tonga.

Más de 1.400 dignatarios extranjeros, entre los que destacaban el príncipe heredero de Japón, Naruhito, la princesa tailandesa Maha Chakri Sirindhorn y los duques británicos de Gloucester, asistieron al culto amenizado por una coral formada por 300 voces.

A las puertas del templo en el que Tupou V fue bendecido por el arzobispo de Polinesia, Jabez Bryce, miles de ciudadanos esperaban portando banderas y pancartas la salida del rey, el único coronado desde 1967.

Tupou V, vigésimo tercer monarca de este pequeño archipiélago del Pacífico Sur, podría ser el último de una larga lista de reyes después de que anunciara sus intenciones de traspasar paulatinamente la mayoría de sus poderes al Parlamento.

De este modo, pretende terminar con cientos de años de gobierno "semifeudal" en un país pobre en el que durante los últimos años se han producido protestas por parte de sectores sociales que demandan reformas democráticas.

En Tonga nueve diputados de la Cámara baja son elegidos por 33 familias nobles, otros nueve por los 67.000 tonganos "plebeyos" con derecho a voto, mientras que el rey escoge a los 14 representantes que ocupan el resto de los escaños, y que a la vez ejercen como ministros del Gobierno.

El objetivo de Tupou V es comenzar un proceso de reforma de la estructura política del país para que en 2010 se puedan celebrar elecciones democráticas, terminando así con un sistema vigente desde hace 133 años.

Pero los elevados gastos de los festejos para su coronación han sembrado dudas entre la población sobre las intenciones de Tupou V y ha empeorado la opinión que sus "súbditos" tienen sobre el monarca.

Licenciado en Oxford, con gusto por los llamativos trajes militares, el monarca ha sido criticado por sus conciudadanos por efectuar supuestas afirmaciones despectivas sobre la sociedad tongana.

La Casa Real ha gastado 2,5 millones de dólares (1,6 millones de euros) de las arcas públicas, más de la mitad del presupuesto anual de Tonga, en las extensas celebraciones que culminaron hoy con la coronación, y que continuarán la próxima semana en diferentes islas del archipiélago.

Entre las compras más criticadas hechas por el soberano, están las ropas con incrustaciones en oro diseñadas por un sastre londinense, valoradas en 489.000 dólares (315.000 euros), y que el rey y la reina lucieron durante los festejos.

George Tupou V se convirtió en monarca de Tonga el 11 de septiembre de 2006, día en que falleció su antecesor y padre, Taufa'ahau Tupou IV.

Ese mismo año se produjo una revuelta en la capital del archipiélago, Nuku'alofa, promovida por grupos democráticos, en la que ocho personas murieron en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, 700 activistas fueron detenidos y muchos edificios públicos y privados saqueados e incendiados.

George Tupou V aplazó su coronación, prevista en principio para 2007, un año después de la muerte de su padre, tal y como establece la legislación, alegando que su prioridad era la seguridad del país.