Público
Público

"Que los ricos paguen la crisis no es la solución"

Los Inspectores de Hacienda creen que la economía sumergida explica que no haya una "explosión social"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz de los Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), Francisco de la Torre, ha afirmado hoy que la economía sumergida es lo que explica que no haya una 'explosión social' en un país con cinco millones de parados y con la cobertura por desempleo cayendo.

En un encuentro con los periodistas durante la primera jornada del Congreso de IHE, De la Torre ha mostrado su sorpresa, en este sentido, también por el hecho de que los inmigrantes hayan enviado últimamente un 15 % más de dinero a sus países de origen cuando hay menos trabajadores foráneos y más paro.

De la Torre ha pedido por ello más medios en la Administración Tributaria para poder luchar con más eficacia contra el fraude fiscal y la economía sumergida, 'que proporcionaría más recaudación que unos tipos muy elevados'.

Sin embargo, ha destacado que Hacienda perderá el 10 % de sus empleados en los próximos dos años, ya que solo se cubrirá una de cada diez jubilaciones, con lo que abandonarán la administración tributaria 3.000 trabajadores y entrarán a formar parte de ella solo 300.

El presidente de IHE, José María Lluís, así como De la Torre, han admitido que la coyuntura actual es difícil para pedir más medios, si bien abogaron por hacer recortes, no de forma indiscriminada, sino seleccionando los campos prioritarios.

De la Torre destacó la buena labor de la Hacienda española, que según un informe de la OCDE por cada 100 euros que obtiene de recaudación sólo gasta 60 céntimos.

Asimismo, ha señalado que el IRPF no es un gran tributo sobre todas las fuentes de renta, sino que es un impuesto sobre los rendimientos del trabajo, algo 'injusto' que está afectando a su capacidad para aportar recursos a las arcas públicas.

De la Torre destaca que Hacienda perderá el 10% de sus empleados en dos años

El portavoz de IHE ha pedido un incremento del control de las pequeñas sociedades, por la vía de los ingresos, que están sometidas a menos impuestos que las personas físicas. También ha defendido el restablecimiento de la coordinación entre los distintos impuestos, para que el sistema sea más justo y aumente la recaudación.

A este respecto, ha subrayado el hecho de que el Impuesto de Sucesiones está generando muchísimas distorsiones por las diferencias de tributación entre las comunidades autónomas. De la Torre ha criticado que la tributación del ahorro del IRPF no tenga en cuenta la inflación.

Así, ha puesto como ejemplo que una plusvalía de unas acciones obtenida en un día tributa igual que una conseguida después de quince años, lo que, en su opinión, perjudica el ahorro a largo plazo.

Además, ha recordado que la eliminación del Impuesto de Patrimonio sin sustituirlo por una declaración censal fue un error que debilitó el control censal, y ha asegurado que la recaudación por impuestos sobre la riqueza no es muy importante. A su juicio, la solución 'no está en la demagogia de que los ricos paguen la crisis', sino en la buena técnica fiscal y en la mejor aplicación de las leyes.