Público
Público

Robert Mugabe amenaza con demandar a los países Occidentales en la corte internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, amenazó hoy con demandar a los países Occidentales ante los tribunales internacionales de justicia, por las sanciones a que están sometidos él y su entorno familiar, político y económico.

"Ustedes (los países Occidentales) utilizan su poder económico para imponernos sanciones", dijo Mugabe en un discurso difundido por la televisión oficial, durante el funeral de un senador de su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF).

"Nosotros no les hemos combatido, pero ciertamente un día deberíamos pensar en demandarlos ante los tribunales internacionales", agregó el presidente zimbabuense.

La Unión Europea, Estados Unidos y algunos otros países tienen sometido a Mugabe y a otras 200 personas y empresas de su familia y su entorno político a sanciones de viaje y económicas, al considerar que han cometido abusos durante la última década.

En su disertación, Mugabe también criticó la decisión del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), del primer ministro, Morgan Tsvangirai, de boicotear las reuniones del Gobierno de unidad nacional formado desde febrero pasado con la ZANU-PF.

Según Mugabe, Tsvangirai ha decidido "tener un pie dentro y otro fuera" del Gobierno de unidad y se preguntó si el MDC "realmente aprecia lo que significa un acuerdo".

Los comentarios de Mugabe se producen un día después de que los ministros de Asuntos Exteriores de Mozambique, Zambia y Suazilandia, en representación de la Comunidad para el desarrollo de África Meridional (SADC), visitaran Zimbabue para tratar de resolver la crisis que enfrenta al presidente y el primer ministro.

La SADC no quiere que fracase el frágil Gobierno de unidad nacional de Zimbabue y celebrará pronto una Cumbre para tratar de acabar con el estancamiento político en Harare, según dijo al término de la visita el ministro de Asuntos Exteriores de Mozambique, Oldemiro Baloi.

El pasado 16 de octubre, Tsvangirai anunció que los ministros del MDC no acudirían a más reuniones con los de la ZANU-PF y acusó a Mugabe y su partido de deslealtad, de incumplir el Pacto Político Global que permitió la formación del Gobierno de unidad.

También acusó Tsvangirai a los aparatos policial y judicial, controlados por la ZANU-PF, de perseguir a los militantes de su partido y en los últimos días han denunciado varias detenciones, intentos de secuestro y pidió la intervención de la SADC, que medio en el pacto de gobierno y que es su garante.

El MDC ganó el año pasado las elecciones legislativas en Zimbabue y Tsvngirai quedó por delante de Mugabe en la primera vuelta de los comicios, pero se retiro en la segunda por la violencia y el asesinato de unos 200 de sus seguidores por la Policía, militares y milicias de la ZANU-PF.

Mugabe, que ha gobernado de forma autoritaria Zimbabue desde su independencia del Reino Unido en 1980, ganó en solitario la segunda vuelta de las presidenciales, lo que no fue reconocido por la comunidad internacional.