Público
Público

Roberto Cossa se siente "muy halagado" por el Premio Hispanoamericano de los Max

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El dramaturgo argentino Roberto Cossa aseguró que se siente "muy halagado" por el Premio Hispanoamericano de las Artes Escénicas de los Max con el que fue galardonado hoy.

Más conocido en Argentina como "Tito" Cossa, el emblemático autor de teatro confesó Efe en una entrevista que ese premio, que le va a ser concedido por el comité organizador de los Premios Max el próximo día 30 en Las Palmas de Gran Canaria (España), es, además de "un gran halago", una "sorpresa absoluta".

"Ganar un premio siempre es muy bueno y mucho más un premio internacional y de esta envergadura, así que para mí es muy halagüeño e importante", explicó durante la entrevista concedida en la sede de la Sociedad de Autores de Argentina, institución que preside.

Pero, a pesar de la aportación personal del premio, para Cossa lo más relevante de él es que se lo den a un autor "que es puramente autor", una labor que a su juicio "se está descalificando aceleradamente como rol importante dentro del teatro", en detrimento del director.

No obstante, Cossa cree que la situación del teatro en Argentina es buena, que hay una "verdadera explosión teatral", con muchas salas de diferentes tamaños y un público muy diverso.

En su opinión, la crisis no le ha afectado todavía de forma significativa a este arte y resaltó que en este aspecto puede ser muy preciso porque la entidad que lidera es la que recauda los derechos de autor, que "se reducen siempre si desciende la actividad", y apuntó que es algo que no ha ocurrido aún.

Sin embargo, reconoce que en momentos de descalabro económico, lo primero que la gente reduce es el entretenimiento, pero considera que "la situación argentina es diferente porque ya se han vivido crisis muy importantes, como la del 2001, y el teatro sigue estando activo".

Buenos Aires es desde su punto de vista -"y no es soberbia de porteño", aclaró Cossa- la ciudad con mayor actividad teatral del mundo, con una media de 350 obras diarias los fines de semana.

El galardonado destaca también la explosión artística que vive actualmente la juventud argentina, que "encuentra de pronto en estos espacios reemplazar otras cosas que tuvo mi generación, como los espacios políticos y los culturales más ligados a la acción social política".

Ahora, en cambio, "cada uno tiene su proyecto personal", y reflejo de ello es para él que Buenos Aires tenga tanta cantidad de estudiantes de cine como toda Europa junta, con alrededor de 14.000.

Al hacer balance de su carrera, el dramaturgo cree que es un tanto desmedido el papel que se le reconoce en el ámbito de los derechos humanos, una presencia que para él es "natural para cualquier argentino sensible que haya pasado por el terror que pasamos nosotros".

Para él "la dictadura fue estar en el infierno", por eso se considera "un fanático defensor de los derechos humanos", precisamente porque padeció su falta durante el último régimen militar (1976-1983).

"Tito" Cossa, de 74 años, se define como "muy porteño y muy observador de los ciudadanos de Buenos Aires y de la clase media", en la que se engloba, "con mucha vocación política", que, según confiesa, siempre ha aparecido metafóricamente en sus obras.

Lejos de pensar en la retirada, aseguró que piensa seguir escribiendo mientras pueda, recordó que está a punto de estrenar la obra "Cuestión de principios", y confesó que para cerrar de manera pletórica su carrera sólo le quedaría por ganar el Premio Iberoamericano.