Público
Público

Ronaldinho espera poder participar en el derbi Inter-Milan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El derbi del domingo entre el AC Milan y el Inter se moverá a ritmo de samba, y Ronaldinho espera finalmente poder unirse a la fiesta tras un discreto inicio de temporada en la Serie A.

Mientras que sus compatriotas brasileños Alexandre Pato y Kaká fueron decisivos en las victorias del Milan en los dos últimos encuentros de Liga, Ronaldinho ha estado sentado en el banquillo.

Tras llegar este verano procedente del Barcelona, salió en el once inicial en los dos primeros partidos de la Serie A, en los que el club rojinegro perdió, y no pudo brillar como esperaban los aficionados.

Pero con el atacante Marco Borriello lesionado tras abrir el marcador en el triunfo del miércoles 2-1 sobre la Reggina, hay una vacante para el encuentro del domingo.

El técnico Carlo Ancelotti cree que Ronaldinho necesita más tiempo para estar al 100 por ciento tras un agotador período en los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto, pero uno de los partidos de clubes más importante del mundo debería animar a cualquier par de piernas cansadas.

"Les dejé a él y a Sheva (Andriy Shevchenko) fuera de la formación inicial sólo debido a sus condiciones físicas. Ronaldinho será un factor decisivo para el Milan cuando regrese a su mejor estado", dijo a los periodistas.

El delantero Shevchenko, quien regresó al club tras dos penosas temporadas con el Chelsea, esperará también ocupar la plaza de Borriello después de impresionar en el derbi milanés cada año durante sus siete temporadas con el AC Milan.

MOURINHO DEBUTA

En cambio, el derbi es algo nuevo para el técnico del Inter, José Mourinho, que agregará a sus propios brasileños en San Siro, el colosal defensor Maicon, quien se está convirtiendo en uno de los mejores laterales derecho del mundo, y Adriano, que parece volver a ser el delantero que aterrorizaba defensas hace dos años.

El campeón y líder del torneo no jugó bien en su triunfo del miércoles por 1-0 frente al Lecce, en contraste con las actuaciones que mostró en los dos partidos anteriores.

Unos 80.000 aficionados estarán dispuestos para crear la habitual atmósfera electrizante.

Por su parte, el subcampeón de la temporada pasada, la Roma, ha ganado sólo un partido en lo que va de la Serie A. Es evidente que el equipo no está funcionando apropiadamente, algo que quedó demostrado en la caída del miércoles 3-1 ante el Génova, y el partido en casa contra el sorprendente y ambicioso Atalanta el domingo está lejos de ser fácil.

En tanto, la Juventus viajará a Sampdoria el sábado y la Fiorentina visitará Génova el mismo día. La jornada se completará con los encuentros Bologna- Napoli, Catania-Chievo, Lecce-Cagliari, Palermo-Reggina, Torino-Lazio y Udinese-Siena.

/Por Mark Meadows/