Público
Público

Rubalcacaba dice que no puede seguir aumentando el tráfico en las ciudades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, cree que los alcaldes han cambiado la forma de ver las cosas en materia de seguridad vial porque ahora todos "somos conscientes de que no puede seguir aumentando el tráfico" en las ciudades y que a esta situación "había que ponerle coto".

Así se ha pronunciado el ministro durante la inauguración de la II Jornada Parlamentaria sobre Seguridad Vial y Prevención de Accidentes, que este año se centra en la seguridad vial urbana; a este encuentro, que se celebra en el Congreso de los Diputados, asisten 16 alcaldes, además de los diputados de la Comisión correspondiente del Congreso, y expertos relacionados en la materia.

El titular de Interior, acompañado del director general de Tráfico, Pere Navarro, se ha referido a la movilidad de las ciudades, donde conviven el 75 por ciento de los ciudadanos, lo que convierte a esta cuestión en "fundamental".

Una movilidad, que ahora está más centrada en los peatones y en el transporte público, que en los automóviles en sí, porque, según el ministro, "todos somos conscientes de que no puede seguir aumentando el tráfico, con sus secuelas, que son contaminación, los destrozos urbanos o el deterioro del paisaje".

Una situación a la que "había que ponerle coto" y que ha hecho que los Ayuntamientos tengan un planteamiento radicalmente distinto a la hora de pensar en la movilidad.

Ahora piensan en peatón, en transporte público porque, según Rubalcaba, se han dado cuenta que la movilidad es un elemento central de la competitividad de las ciudades, que buscan ser habitables.

El punto de encuentro entre la Administración del Estado y los Ayuntamientos, en esta materia, es la preocupación por una movilidad segura.

Rubalcaba ha remarcado la importancia de la seguridad vial urbana ya que el 75 por ciento de los ciudadanos conviven en las ciudades y ha subrayado el descenso que se ha producido en la accidentalidad.

No obstante, este descenso no se ha evidenciado de forma tan tajante como en las carreteras.

De 2003 a 2008 se ha reducido el número de víctimas en las carreteras en un 45 por ciento, mientras que en las ciudades el descenso ha sido de un 31 por ciento.

Además, en el balance de accidentalidad de 2008, consolidado a 30 días, un 53 por ciento de los accidentes son en ciudades; se produjeron 49.000 accidentes en las mismas.

El ministro considera que la seguridad vial urbana depende más de la convivencia entre peatones, bicis y coches, y subraya la importancia de seguir unas buenas pautas para el aprendizaje.

Pero de lo que está más convencido es de que si circulas en ciudad entre 30 y 50 kilómetros hora y con cinturón de seguridad las posibilidades de un accidente mortal son "escasísimas".

Rubalcaba cree que para afrontar la seguridad vial urbana hace falta realismo y consenso, además del intercambio de buenas prácticas entre los Ayuntamientos.

De ahí, que asistan a este foro 16 alcaldes como experiencias distintos y con planes municipales diferentes, pero con el objetivo final de "salvar vidas".