Público
Público

Rusia, Bielorrusia y Kazajistán aplazan hasta 2012 su espacio económico común

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rusia, Bielorrusia y Kazajistán decidieron hoy aplazar un año y medio, hasta el 1 de enero de 2012, el establecimiento de un espacio económico común entre estos tres países surgidos de la desaparecida Unión Soviética.

Los presidentes ruso, Dmitri Medvédev; bielorruso, Alexandr Lukashenko y kazajo, Nursultán Nazarbáyev, confirmaron la puesta en marcha a partir del 1 de enero de 2010 de una unión aduanera entre sus países, pero aplazaron el establecimiento del espacio económico común, que inicialmente planeaban instituir en julio de 2010.

"Fieles a la tarea de profundizar la integración, confirmamos que nuestro próximo objetivo es formar, a más tardar el 1 de enero de 2012, un espacio económico único de las repúblicas de Bielorrusia, Kazajistán y Rusia", reza la declaración emitida.

Los tres mandatarios participaron en la ciudad kazaja de Almá-Atá en una cumbre informal de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), a la que asistieron los líderes de solo siete de los once países que integran actualmente esa alianza pos-soviética.

Tras esa reunión informal se celebró además una cumbre de la llamada Comunidad Económica Euroasiática (CEEA) formada dentro de la CEI por Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguizistán y Tayikistán, así como otra de los tres países que integrarán la Unión Aduanera.

Ante la falta de eficacia de la CEI, que fue abandonada hace poco por Georgia y que es ignorada por Ucrania, Rusia ha impulsado la creación de otros mecanismos de integración política, económica y militar en el espacio postsoviético.

Medvédev, Nazarbáyev y Lukashenko confirmaron que la puesta en marcha de un espacio común de Aduanas concluirá el 1 de julio de 2010, cuando las tres economías complementarias prescindirán de los aranceles y aplicarán un código aduanero común y una tarifa única.

Los tres líderes confirmaron el deseo de sus países de ingresar cuanto antes en la Organización Mundial del Comercio (OMC) e invitaron a otros estados pos-soviéticos a adherirse a su Unión Aduanera cuando estén preparados para ello, según la agencia rusa RIA-Nóvosti.

Según sus promotores, la unión aduanera supone la creación de un mercado con una población de más de 170 millones de personas y un potencial industrial de 600.000 millones de dólares, con reservas de petróleo de 90.000 millones de barriles y un volumen de producción agrícola de 112.000 millones de dólares.