Público
Público

Saakashvili firma el plan de arreglo delante de Rice y exige la salida de las tropas rusas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder georgiano, Mijaíl Saakashvili, firmó hoy en presencia de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, el plan europeo de arreglo del conflicto bélico y exigió la retirada de las "tropas ocupantes rusas" de su país.

"La firma de este acuerdo por el presidente Saakashvili significa que debe imponerse inmediatamente el alto el fuego y que las tropas regulares rusas tienen que abandonar el territorio georgiano", declaró Rice en una rueda de prensa conjunta en Tiflis.

Saakashvili señaló que firmó el acuerdo, "gracias a la mediación de los amigos norteamericanos", porque "Georgia está en medio de una ocupación y necesita un alto el fuego para ayudar a los damnificados y procurar la retirada de los ocupantes".

Rice dijo que Saakashvili firmó el plan de seis puntos, diseñado por la Presidencia francesa de la Unión Europea, después de que ella le esclareciera algunos aspectos del mismo, que había tratado la víspera en París con su autor, el presidente galo, Nicolás Sarkozy.

Subrayó que la firma del documento por Georgia "es necesaria para estabilizar la situación" en el país caucásico después de que el Ejército ruso entrara en él hace una semana para proteger de las tropas georgianas a la separatista región de Osetia del Sur.

La jefa de la diplomacia de EEUU indicó que otro objetivo de su visita es "expresar la solidaridad y respaldar la soberanía y la integridad territorial de Georgia y a su Gobierno" tras el conflicto bélico con Rusia, que exige la salida de Saakashvili del poder.

"Necesitamos observadores y fuerzas internacionales imparciales", dijo Rice sobre las separatistas Osetia del Sur y Abjasia, donde Rusia tenía desplegadas desde hace tres lustros sus fuerzas de paz, acusadas por Tiflis de proteger a los independentistas.

Saakashvili insistió en que "la soberanía de Georgia sobre Abjasia y Osetia del Sur es inapelable" y que "no habrá compromiso sobre esos territorios", y subrayó que el país caucásico firma un plan de arreglo y "no un acuerdo de capitulación".

Agregó que la "agresión" de Rusia en Georgia, la primera en un país vecino desde la caída de la URSS, es fruto de la falta de decisión de la OTAN, que en su cumbre de Bucarest aplazó, bajo presiones de Moscú, la invitación de Georgia y Ucrania al Plan de Acción para la Adhesión, considerado la antesala del ingreso.

Rice expresó la esperanza de que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, firme el plan, que ya ha sido suscrito tanto por Saakashvili como por Sarkozy, en nombre de la Unión Europea.

El Kremlin había declarado poco antes que Medvédev suscribiría este plan, en calidad de mediador, después de que en él estampara su firma Saakashvili, como ya hicieron ayer en Moscú los líderes separatistas suroseta, Eduard Kokoiti, y abjaso, Serguéi Bagapsh.

El plan de arreglo, consensuado por Sarkozy el pasado martes con Medvédev y Saakashvili, incluye el alto el fuego, la renuncia al uso de la fuerza y el libre acceso a la ayuda humanitaria, así como el regreso de las Fuerzas Armadas de Georgia a su lugar de emplazamiento habitual.

Además, las tropas rusas serán retiradas a la línea que existía antes del estallido del conflicto, aunque podrán tomar medidas de seguridad adicionales hasta la creación de los correspondientes mecanismos internacionales.

Por último, se dará comienzo a un debate internacional para decidir los mecanismos para garantizar la seguridad de ambas regiones separatistas georgianas.

Este último punto suscitó distintas interpretaciones, pues Georgia vio en él la promesa de una fuerza de paz internacional, mientras Moscú consideró que así se reconoce la necesidad de buscar un nuevo estatus para las regiones separatistas, cuyo derecho a la independencia defiende tras el polémico precedente de Kosovo.

"El plan no prevé un nuevo estatus político de Abjasia y Osetia del Sur, pues su contexto se basa en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que reconocen la integridad territorial de Georgia", que formalmente también acepta Rusia, manifestó Rice.

Agregó que actualmente "ha empezado un amplio debate internacional con el fin de elaborar las medidas para la puesta en marcha de la operación de paz".

El presidente estadounidense, George W. Bush, acusó hoy mismo a Rusia de "acoso e intimidación" contra Georgia y afirmó que el conflicto ha dañado las relaciones entre Moscú y sus socios occidentales.