Público
Público

Sacyr y Pemex garantizan la españolidad de Repsol

Las compañías explican al ministro Sebastián sus planes para la petrolera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sacyr y Pemex trasladaron al ministro de Industria, Miguel Sebastián, 'plenas garantías' de que mantendrán la españolidad de la petrolera Repsol. La constructora española y la petrolera mexicana anunciaron el pasado lunes un acuerdo para votar conjuntamente en las decisiones que afecten a Repsol.

Ambas compañías acordaron sindicar sus acciones en la petrolera española por, al menos diez años, hasta controlar un 29,8% de su capital: Sacyr, que es el máximo accionista, posee un 20,01%, mientras que Pemex tiene ahora un 4,81%, aunque se ha comprometido a adquirir otro 5% antes de un mes. Su participación conjunta se quedará por debajo del 30% que, de acuerdo con la ley, les obligaría a lanzar una opa por el 100% de la compañía.

Repsol asegura que velará por el interés de la mayoría de sus accionistas

Según indicaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Industria, a la reunión que mantuvieron los dirigentes empresariales con el ministro también asistió el embajador de México en España, Jorge Zermeño, quien aseguró que fue muy satisfactoria para el Gobierno, dado que tanto Sacyr como Pemex se comprometieron con el titular de Industria a mantener la esencia española de Repsol, la principal petrolera de España.

Las mismas fuentes señalaron que el Gobierno es 'neutro' en esta operación, como corresponde en cualquier economía de mercado, pero sí destacaron la relevancia que concede a la operación tanto por la importancia estratégica que tiene Repsol para la economía española.

Antes de comenzar la reunión, Sebastián enmarcó la misma en el interés del Gobierno de contar con algo más de información acerca de la operación, si bien ha dejado claro que el Ejecutivo 'no opina ni interviene' en operaciones empresariales y que lo único que le preocupa es 'garantizar' la españolidad de Repsol, una empresa 'muy importante', con carácter 'estratégico' y que hasta ahora 'ha sido muy bien gestionada'.

CaixaBank sólo se pronunciará en el Consejo de Administración

Desde la petrolera la reacción ha sido clara. Al igual que con el intento de la rusa Lukoil de entrar en su capital, 'velarán por el interés de todos los accionistas, especialmente ante un acuerdo que excluye a su mayoría natural de accionistas'.

Cuando a finales de 2008 la rusa amagó con entrar en la petrolera, Brufau ya advirtió de que con una participación inferior al 30 %, límite que Sacyr y Pemex no quieren superar, no se controla Repsol.

El tercer accionista de Repsol, CaixaBank con 12,9% del capital, se ha limitado a señalar que se pronunciará 'como siempre' y 'en su momento' en el seno del Consejo de Administración de la petrolera, previsto para el 28 de septiembre.