Público
Público

El salario mínimo sube un 1,5%, hasta 633 euros

Los sindicatos, que pedían un aumento del 8%, critican la revalorización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros aprobó en su última reunión del año la actualización del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2010, que queda en 633,30 euros mensuales (la cuantía anual queda en 8.866,2 euros, correspondiente a 14 pagas), frente a los 624 euros vigentes para este año. Se trata, por tanto de una subida del 1,5%, superior a la que inicialmente había presentado el Ministerio de Trabajo a los sindicatos, del 1%, en línea con la actualización de otras rentas, como la pensión pública media.

A pesar de este mayor aumento decidido a última hora, los sindicatos criticaron la revalorización acordada por el Gobierno, que calificaron de 'insuficiente'. En una nota, UGT insiste en la petición de los dos sindicatos, que habían planteado elevar el SMI hasta los 674 euros brutos mensuales en 14 pagas (lo que supondría un alza del 8%), una cantidad que 'es perfectamente compatible con las políticas de gasto destinadas a la creación de empleo'. Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, dijo que la subida para 2010 acordada por el Gobierno supone 'reducir la cohesión social y castigar a las capas más débiles de los trabajadores'.

Ambos sindicatos coincidieron también en considerar que la actualización prevista para el próximo año dificulta el compromiso electoral del Gobierno de alcanzar un mínimo de 800 euros para el SMI en 2012. El Ministerio de Trabajo, sin embargo, asegura en un comunicado que 'el incremento fijado permite continuar la senda de la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores' y es compatible con el objetivo de 800 euros para el final de legislatura. El Departamento de Celestino Corbacho justifica la menor subida prevista para 2010 (en 2009, la actualización fue del 4%) en que la crisis y la moderación del IPC 'exigen tener en cuenta todos los factores que puedan tener un impacto en la creación de empleo'.

El SMI sirve de base para distintos indicadores, como los aumentos salariales en determinados convenios (se calcula que unos 300.000 trabajadores cobran el salario mínimo), y su actualización puede servir de referencia en la negociación colectiva. No en todos los países está regulado esta remuneración. Siete de los 27 países de la Unión Europea carecen de legislación sobre salario mínimo.