Público
Público

Salgado: "Tenemos que romper la desconfianza entre todos"

La ministra de Economía ha incidido en la necesidad de "dejar de esparcir dudas sobre el sistema financiero europeo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Economía, Elena Salgado, ha achacado la jornada traumática que ayer se vivió en las bolsas europeas a 'la desconfianza que se ha vuelto ha generar' y que, a  su juicio, 'ha de romperse entre todos, integrando más Europa y continuando con la consolidación fiscal'. Sin embargo, la vicepresidenta ha descartado que pueda producirse una segunda recesión, aunque 'el crecimiento se esté desacelerando', y ha recalcado que 'incluso Lagarde' admitió que podía evitarse.

En una entrevista en RNE, Salgado, que ha incidido en la necesidad de dejar de esparcir dudas sobre el sistema financiero europeo, ha recordado que en septiembre los parlamentos de la eurozona aprobarán unas modificaciones en el fondo financiero europeo que permitirán una actuación más decidida y preventiva.

Sobre las declaraciones recientemente rectificadas de Ignacio Fernández Toxo, que confesó que Zapatero le había admitido que España estuvo al borde del rescate, la ministra de economía ha asegurado que, pese a la compra de deuda española e italiana afrontada por el Banco Central Europeo (BCE) frente a las tensiones en los mercados este verano, 'España está muy lejos' de esa posibilidad.

Salgado, que ha desmentido que el BCE hubiese recomendado la reforma constitucional, ha hecho hincapié en la necesidad de que nuestra deuda sea atractiva para generar confianza en unos inversores que 'tienen muchos países en los que invertir'. En este sentido la ministra considera que 'una mayor integración de nuestras políticas' reduciría los desequilibrios macroeconómicos y que 'los eurobonos serían muy positivamente recibidos'.

También se ha referido a las palabras del presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, en las que ha advertido que, a diferencia de EEUU, que podría evitar la recesión, la UE se enfrenta a un momento especialmente sensible, cuyo desenlace dependerá de que sus gobiernos tomen las decisiones adecuadas. 'Sólo en la zona euro somos 17 gobiernos y las decisiones a veces son más lentas de lo que convendría', ha reconocido la vicepresidenta, señalando que las medidas más inminentes son la puesta en marcha de los acuerdos del 21 de julio, para hacer frente a la crisis de deuda, la continuación de la consolidación fiscal en los países más afectados y la implicación de los que pueden seguir reforzando la demanda.