Público
Público

Samsung quiere impedir la venta del iPhone 4S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No habían transcurrido ni 24 horas desde que Apple había presentado su nuevo iPhone 4S cuando Samsung anunció ayer que solicitaba medidas cautelares para bloquear la venta de este dispositivo en Francia e Italia. La petición, interpuesta en tribunales de París y Milán, obedece a que la compañía considera estos países mercados clave para la comercialización de productos en Europa. En ellos, la legislación permite prohibir la venta de un producto antes de que llegue al mercado.

En lo que los usuarios perciben como la enésima batalla en la guerra de patentes entre ambas compañías, la surcoreana Samsung añadió ayer que esta petición judicial obedece a la vulneración de dos patentes relacionadas con la tecnología inalámbrica WCMA, método de conexión a las redes de telefonía móvil. Samsung ya demandó a Apple en EEUU acusándole de violar con su iPhone 4 estas mismas patentes, y la compañía ya avisó ayer de que es posible que soliciten medidas en más países.

'Apple ha continuado violando descaradamente nuestros derechos de propiedad intelectual y beneficiándose de nuestra tecnología', afirmó Samsung en un comunicado. Estas declaraciones son muy similares a las que realizó la propia Apple en agosto, cuando consiguió que un juez alemán prohibiese de forma provisional la venta de la tableta de 10,1 pulgadas de Samsung. Entonces Apple habló de 'copia descarada' de su iPad y ambas compañías, con frases casi idénticas, insisten en que sólo tratan de defender su propiedad intelectual.

Samsung y Apple, en lucha por hacerse con el título de mayor fabricante de smart-phones del mundo, se han demandado mutuamente en nueve países con más de 20 casos desde el pasado abril, cuando Apple acusó a Samsung de copiar elementos clave de sus teléfonos y tabletas. Su batalla legal tiene consecuencias más allá de la utilización de patentes. Los móviles y tabletas de la primera, además, incorporan Android, el sistema operativo de Google, que ya supera en popularidad al iOS de Apple según Nielsen.

A ello se suma que Samsung es el principal proveedor de Apple en los procesadores y las pantallas que esta última incorpora. La paradoja está en que el corazón del iPhone 4S es un procesador de doble núcleo llamado A5 que está fabricado por la compañía surcoreana. La lucha ya ha tenido un efecto a medio plazo: la compañía TSMC será la sustituta de Samsung para fabricar los chips de los nuevos dispositivos de Apple, algo que tendrá efecto previsiblemente a partir del próximo año.