Publicado: 12.10.2014 13:11 |Actualizado: 12.10.2014 13:11

La sangre de Teresa Romero está menos infectada pero sus pulmones siguen dañados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Teresa Romero comienza a responder al tratamiento contra el virus del ébola. Así lo han informado diversas fuentes sanitarias que aseguran que la sangre de la auxiliar española infectada tiene cada vez menos restos de virus y que incluso empieza a generar anticuerpos. Y así lo ha confirmado también el comité de expertos del Gobierno, que ha anunciado que "la carga viral se va controlando y reduciendo" y que la auxiliar se encuentra "estable".

Ello podría deberse al suero experimental ZMapp, al cóctel de antirretrovirales o al plasma de la hermana Paciencia Melgar, superviviente de la infección. Teresa también recibe antitérmicos y otros fármacos.  

Sin embargo, continúa con las consecuencias de la crisis que sufrió el pasado jueves, día en el que se le encharcaron los pulmones, aunque no llegó a estar intubada, como se apuntó en un primer momento. Así, mantiene una dolencia en el pulmón izquierdo que le provoca crisis respiratorias. Por ello, su estado continúa siendo estable dentro de la gravedad, aunque la paciente está consciente e incluso habla con sus compañeros para darles instrucciones.  

El gabinete de crisis presidido por Soraya Sáenz de Santamaría ha ofrecido pocos detalles más sobre el estado oficial de salud de la paciente, pero sí ha manifestado que ha aumentado "la esperanza de que la infección se encuentre en proceso de control", declaró en Moncloa Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio que dirige Ana Mato.

"Una persona con ébola siempre está en una situación crítica", advierte Sanidad Sin embargo, ha advertido que no debe cantar victoria todavía, dado que "una persona con ébola siempre está en una situación crítica". "Puede haber otras afectaciones en órganos, independientemente de la infección" que pueden hacer disminuir el optimismo. 

Simón ha asegurado también que todas las personas que estuvieron en contacto tanto con Teresa Romero, como con el último sacerdote repatriado (el fallecido Manuel García Viejo) se encuentran vigilados con "monitorización activa" y que los 15 contactos cosiderados de alto riesgo se encuentran cumpliendo cuarentena hospitalaria en el Carlos III de Madrid. "El riesgo secundario para la población es mínimo porque existe un nivel de control muy elevado", ha asegurado. 

De otro lado, los hospitales madrileños han recibido ya los nuevos trajes de protección frente al virus, aunque algunos trabajadores denunciaron ayer, en la manifestación de apoyo a Teresa, que los protocolos de actuación continúan siendo insuficientes. El portavoz del comité de este domingo insistió, en cambio, en que las calzas que usaron Teresa y sus compañeros cumplen "el mecanismo correcto". "Se utilizan dobles calzas que sí son impermeables", aseguró.

Simón ha reconocido hoy que el Comité de Expertos de la UE que se desplazó a España a evaluar la gestión de esta crisis sí detectó ciertas deficiencias en el hospital Carlos III para atender casos de ébola. "Los dos expertos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) afirmaron que había posibilidades de mejora en el hospital", declaró el responsable de Alertas Sanitarias del Ministerio.

Se referían, dijo, a las "pequeñas" esclusas donde los sanitarios se quitan los trajes al salir. "Las esclusas sí estaban preparadas para altas infecciosidades pero no se preveía el uso de trajes especiales", especificó la "pega" de la UE.  "Vieron posibilidades de mejora en el hospital, pero aun así consideran que todas las acciones que se están llevando a cabo son de nivel alto", defendió Simón.

Respecto al "caso similar" del que hoy se ha tenido noticia en Texas (EEUU), Simón manifestó que están en permanente contacto con las autoridades sanitarias de dicho país, tal y como se estableción en la creación de la Agenda Global de Seguridad. "Es una epidemia cuyas características nunca se habían dado en epidemias de ébola, por lo que los nuevos sistemas nos están enseñando mucho y nuestro modo de gestionar está suscitando mucho interés nacional e internacional", especificó.

"Estamos también en comunicación constante con la OMS y la UE", agregó el experto del ministerio, que manifestó que las investigaciones sobre las causas de la infección de Teresas y sobre cómo gestionar futuros contagios continúan abiertas. "Estamos previendo todos los posibles escenarios y todos los planes que hubiera que desarrollar para dichos escenarios, por extraños que pudieran parecer", concluyó Simón.


http://www.quoners.es/debate/apoyarias-que-se-concediera-a-teresa-romero-la-gran-cruz-de-sanidad-de-la-orden-civil-de-sanidad-de-oficio