Público
Público

Sarkozy se queda sin 'Le Monde'

La dirección del grupo francés valida la oferta de BNP, independiente del presidente de la República

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Vigilancia del grupo Le Monde, máxima autoridad del prestigioso vespertino francés, revalidó ayer la opción apoyada masivamente por los periodistas y los empleados del periódico. Por 11 votos a favor, frente a 9 abstenciones, la empresa decidió aceptar la oferta de recapitalización presentada por el trío de empresarios conocido por las siglas BNP compuesto por Pierre Bergé, Xavier Niels y Matthieu Pigasse independientes de Nicolas Sarkozy y, hasta ayer, rivales de la oferta que había sido presentada por Perdriel, Orange y Prisa.

La reunión ayer de las sociedades de dirección del holding venía marcada por la votación, el viernes pasado, de la Sociedad de Redactores de Le Monde y otras asociaciones de empleados internos que, juntos, gozan del control del rotativo y son accionistas de referencia del Grupo. Entonces, más del 90% de los redactores votaron a favor de la oferta BNP, y la asociación de ejecutivos la apoyó en más del 94%.

Bergé, Niels y Pigasse garantizan la independencia del grupo

A lo largo del fin de semana, los rivales vencidos pusieron cara larga: Perdriel, propietario de Le Nouvel Observateur, anunció de inmediato que iba a retirar su candidatura. Orange hizo lo propio después. Prisa no dijo esta boca es mía frente a una redacción que había decidido afirmar su independencia y su apoyo a un grupo con un proyecto editorial sólido, y un balance financiero saneado.

El resultado es una victoria sin nubarrones para el trío integrado por Bergé, hombre del mundo de la cultura y el lujo inmensamente rico; Niels, empresario de Internet fundador de Free; y Pigasse, banquero de la Banca Lazard y propietario del semanarioLes Inrockuptibles. Todos ellos se han comprometido a garantizar la independencia de Le Monde, del semanario Telerama y de las otras cabeceras del Grupo. Es más, Pierre Bergé, en un anuncio que aún está por confirmar, ha sugerido que creará una fundación para dotar de capital a la Sociedad de Redactores y que así, pese a la subida en el accionariado del trío BNP y a la inyección de unos 120 millones de euros, los periodistas sigan controlando la cabecera, comoha sucedido históricamente.

La opción de BNP fue apoyada masivamente por los redactores

La oferta de BNP había cobrado mayor protagonismo a principios de junio. Cuando todavía no existía la alianza rival Prisa-Orange-Perdriel, varias filtraciones revelaron que Nicolas Sarkozy en persona había intentado presionar al director de Le Monde, EricFottorino, para que no se cediera el control de la prestigiosa cabecera al trío BNP, considerado de centro-izquierda. Después, en un montaje que apareció como una operación de última hora pilotada por el Elíseo, la alianza Prisa-Perdriel recibió el apoyo del gigante semipúblico Orange, cuyo presidente, Stéphane Richard, es íntimo de Sarkozy.

Para defenderse de tales mezcolanzas, Claude Perdriel afirmó que no se había reunido con Sarkozy desde hacía dos años. Perdriel olvidó que una frase así no podía más que resaltar, a los ojos de los redactores de Le Monde, que Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa, sí sereunió con Sarkozy en abril de 2009. Es más, lo hizo gracias a la mediación de Alain Minc consejero influyente, fuera de todo marco legal. Además, Minc goza de una pésima reputación entre los periodistas de Le Monde, que lo tuvieron como jefe entre 2007 y 2008, con nefastas consecuencias tanto en términos de independencia, como de balance financiero.