Público
Público

Schumacher volverá en 2010 a la F-1 con Mercedes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Michael Schumacher perseguirá un octavo título sin precedentes en la Fórmula Uno como piloto de Mercedes, escudería que el miércoles anunció que el piloto alemán, de 41 años, competiría en sus filas en 2010.

''Nuestra aspiración sólo puede ser la de luchar por el campeonato'', dijo el alemán a los periodistas en una conferencia de prensa después de firmar un contrato el martes.

Varias informaciones de prensa han sugerido que el piloto alemán, que ganó sus títulos con Benetton y Ferrari antes de retirarse en 2006, ganará 7 millones de euros en un equipo plenamente alemán.

''Estamos hablando de un acuerdo por tres años, no es solo cosa de uno'', dijo el antiguo campeón de Ferrari sobre un contrato que al principio se esperaba que durase tan sólo un año. ''Queremos continuar''.

Mercedes ha fichado a Nico Rosberg como su otro piloto para 2010. El campeón del mundo Jenson Button ha dejado el equipo, que tiene su sede en Reino Unido, para marcharse a McLaren.

el director técnico que le guió a todos sus títulos y que es ahora director del equipo.

También le permitirá cerrar un círculo, ya que el alemán pilotó en el equipo de coches deportivos de Mercedes antes de llegar a la Fórmula Uno con Jordan en 1991.

"Estoy contento con poder devolver algo de lo que Mercedes me dio en mis primeros días", dijo Schumacher.

VUELTA FRUSTRADA

Schumacher había preparado su vuelta con Ferrari a principios de este año en sustitución del lesionado Felipe Massa, pero tuvo que renunciar a esa idea por una lesión en el cuello que le ocasionó un accidente de moto.

Durante sus años retirado, el alemán ha trabajado como asesor de Ferrari, pero el equipo italiano ha dicho que no tiene un acuerdo vinculante.

Schumacher volverá a una Fórmula Uno muy diferente y más preocupada por los costes que la que dejó tras su récord de 91 victorias en 249 carreras.

Mercedes y Ferrari serán los únicos equipos que serán propiedad de un fabricante, ya que BMW, Honda y Toyota se han marchado todas el año pasado y Renault tiene previsto vender una parte significativa de sus operaciones basadas en Reino Unido.

Schumacher querrá emular al austriaco Niki Lauda y al francés Alain Prost, campeones que volvieron a competir y ganaron títulos tras un tiempo fuera de la Fórmula Uno.