Público
Público

La seguridad se refuerza tras el atentado fallido

Los aeropuertos intensifican los controles en los vuelos. Las primeras investigaciones apuntan a que el hombre actuó solo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras el susto por el atentado frustrado contra un avión que cubría el trayecto Amsterdam-Detroit llegan las primeras reacciones y parecen apuntar a un control más férreo si cabe en los vuelos.

Mientras tanto las primeras investigaciones apuntan a la posibilidad de que el autor actuara realmente en solitario.

La Comisión Europea dijo hoy estar 'horrorizada' por el intento de atentado en pleno día de Navidad. 'Este incidente muestra una vez más que la vigilancia es necesaria en todo momento en la lucha contra el terror', señaló en un comunicado el comisario europeo de Justicia e Interior, Jacques Barrot.

'Estoy horrorizado', admitió Barrot y confirmó que la CE está en contacto con las autoridades responsables, tanto holandesas como estadounidenses, para asegurarse de que todas las normas y procedimientos fueron respetados en Europa.

La alarma se desató cuando un hombre intentó activar un dispositivo incendiario en el interior de un vuelo de la compañía Northwest que provocó heridas leves a algunos pasajeros. Se trata de un hombre de 23 años llamado Abdul Farouk Abdulmutallab, quien, según las cadenas ABC News y NBC News, estudió ingeniería en el University College de Londres. El hombre reconoció posteriormente estar vinculado con la organización terrorista Al Qaeda.

El vicepresidente nigeriano, Goodluck Jonathan, ya ha ordenado a las agencias de seguridad del país investigar el atentado, informó el Gobierno.

El aeropuerto de Madrid-Barajas ya ha activado los protocolos de seguridad en los vuelos que salen desde la capital española hacia EEUU. Así lo han indicado a Efe fuentes aeroportuarias, que han explicado que el protocolo está activado tanto en las terminales desde donde salen vuelos a EEUU, la Terminal 1 y el satélite de la Terminal 4.

El aeropuerto de Madrid-Barajas ya ha activado los protocolos de seguridad

La Policía Metropolitana de Londres, más conocida como Scotland Yard, confirmó hoy que está efectuando registros en relación con el atentado frustrado contra un avión que iba a aterrizar este viernes en el aeropuerto de Detroit (EEUU).

'Estamos en contacto con las autoridades de Estados Unidos. Se están llevando a cabo registros como parte de las investigaciones en curso', afirmó una portavoz de Scotland Yard.

Tras el ataque frustrado de Detroit, el aeropuerto londinense de Heathrow informó hoy en su página de Internet de que los pasajeros que viajen a EEUU tendrán que pasar por 'controles de seguridad adicionales'.

Las primeras investigaciones apuntan a la posibilidad de que el auto actuara realmente en solitario. Según informan hoy los medios locales con fuentes de la investigación Farouk Abdulmtallab está colaborando abiertamente en la investigación que ha abierto el FBI.

Las primeras indagaciones, según CNN, es que el sospechoso actuó solo y no tiene conexiones formales con grupos terroristas organizados. De momento, la Casa Blanca ha dicho que considera el incidente un intento de atentado terrorista.

Según las primeras indagaciones no tiene conexiones formales con grupos terroristas

Aunque el nombre del nigeriano no figura en el listado de la Agencia de Seguridad del Transporte que no pueden viajar, su nombre sí aparece en la relación del Gobierno estadounidense de sospechosos de terrorismo.

CNN informa hoy de que el sospecho llegó a Amsterdam en un vuelo de KLM procedente de Lagos, en Nigeria. En la capital holandesa no fue sometido a una revisión adicional de seguridad, sino que simplemente tomó su conexión hacia EEUU.

Según funcionarios de la administración, citados por la prensa EEUU, los investigadores no tienen evidencias de que Abdulmutallab sea un miembro del núcleo duro de Al Qaeda, ni cuente con entrenamiento para ello. Sin embargo, el hombre ha asegurado en sus declaraciones que mantiene vínculos con esa organización terrorista y que incluso viajó a Yemen para hacerse con el artefacto explosivo y con las instrucciones para activarlo.

Los restos del artefacto han sido enviados a las instalaciones del FBI en Quantico, Virginia, para examinarlo.