Público
Público

Serbia se escapó con el dobles de la derrota y Nadal podría sentenciar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera jornada de la eliminatoria entre España y Serbia se saldó con un 2-1 favorable al equipo que capitanea Albert Costa, aunque el conjunto español pudo finiquitar la eliminatoria en el dobles, que finalmente se decantó a favor del conjunto balcánico.

En el primer partido del domingo, a las 10.00 horas, se celebrará el encuentro estelar de esta eliminatoria entre Rafa Nadal y Novak Djokovic, en la que el número uno mundial tendrá la segunda oportunidad para España de sentenciar el pase a los cuartos de final.

En el caso de que fuera necesario disputar el quinto partido, serían David Ferrer y Janko Tipsarevic los que se jugarían el punto definitivo de la eliminatoria.

Tras unos días previos en los que la lluvia y el viento habían sido los protagonistas en Benidorm, la jornada amaneció muy soleada y con un tiempo perfecto para jugar al tenis.

El día comenzó de forma inmejorable para España con la clara victoria de David Ferrer sobre Novak Djokovic, por 6-3, 6-3 y 7-6 (4), en un encuentro en el que tenista alicantino jugó muy sólido, con mucha consistencia frente a un rival más errático de lo normal.

Ferrer supo sacar adelante los puntos decisivos en los momentos claves e impidió que Djokovic pudiera meterse en el partido, sumando el primer punto para España.

Posteriormente, Rafa Nadal pasó como un ciclón por la pista ante Janko Tipsarevic y en menos de dos horas solventó su partido por un contundente 6-1, 6-0 y 6-2.

El tenista balear demostró sobre la pista su tiránica hegemonía mundial sobre la tierra batida, frente a un rival que cometió numerosos errores y que aunque luego reconoció la superioridad de Nadal, aseguró que la pista "parecía una playa de arena" por el grosor de la arcilla.

La rapidez con la que Nadal finiquitó su partido dio opción a jugar hoy el partido de dobles, ya que los capitanes no alinearon a ninguno de los tenistas que anteriormente habían disputado los partidos de individuales.

España, con Tommy Robredo y Feliciano López, dispuso de la oportunidad de cerrar la eliminatoria en un tiempo récord, pero los serbios, con Nenad Zimonjic y Viktor Troicki, se aferraron al clavo ardiendo de este partido para dar aire a su equipo.

Zimonjic, uno de los mejores doblistas del circuito llevó el peso de la pareja serbia en un encuentro en el que los españoles tuvieron opciones de victoria, pero los errores cometidos en los momentos decisivos de las muertes súbitas del primer y tercer set les privaron de ello.