Público
Público

Siete jóvenes serán ejecutados en Arabia Saudí por delitos que cometieron cuando tenían 13 años

La sentencia establece que este martes 5 un pelotón de fusilamiento ejecute a seis de los condenados y que el supuesto líder de la banda sea crucificado. Aministía Internaciona denuncia irregularidades en el procedimiento judici

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Siete jóvenes de Arabia Saudí serán ejecutados el próximo martes 5 de marzo, acusados de robar con fuerza algunas joyerías del país, según informa Amnistía Internacional.

Amnistía Internacional señala que los siete habían sido detenidos a principios de 2006, cuando apenas tenían 13 años y afirman que, durante su interrogatorio en el Departamento de Investigaciones Criminales de Abha, les propinaron fuertes palizas, les negaron la comida y el agua, les impidieron dormir, los tuvieron 14 horas seguidas de pie y los obligaron a firmar 'confesiones'. Estuvieron tres años y medio recluidos en la prisión general de Abha antes de ser juzgados.

Si nada lo remedia, los jóvenes serán ejecutados ya que el rey de Arabia Saudí ratificó la sentencia en el mes de febrero. La sentencia establece que un pelotón de fusilamiento ejecute a seis de los condenados mientras que el supuesto líder de la banda será sometido a la crucifixión.

Sin embargo, activistas pro derechos humanos denuncian las circunstancias en torno al juicio de estos jóvenes que podrían haber sido torturados hasta la confesión del delito. Así Mohammad Al-Qahtani, miembro fundador y director de la Asociación por los Derechos Civiles y Políticos en Arabia Saudí, denuncia a través de twitter estas irregularidades.

El Tribunal General Abha condenó a pena de muerte a los siete jóvenes por robo a mano armada en agosto de 2009. El juicio duró pocas horas y se les negó cualquier representación legal o apelación. Los oficiales de seguridad que estuvieron presentes en el juicio fueron advirtidos de que si ellos retiraban sus 'confesiones', los jóvenes serían torturado de nuevo y los miembros de sus familias serían encarcelados y torturado frente a ellos. 

Arabia Saudita tiene una de las tasas más altas de ejecución en el mundo; habrían ejecutado a almenos 1.938 personas entre 1985 y 2012. En lo que va de año, al menos 17 personas han recibido esta pena. Las autoridades saudíes aplican la pena de muerte por una amplia variedad de delitos que no cumplen con los estándares internacionales mínimos para la pena capital; incluyen robo a mano armada, tráfico de drogas, así como la apostasía (no penalizada por las normas internacionales) .

Arabia Saudí continúa condenando a muerte y ejecutando a personas por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años, en violación del derecho internacional. Los que se ejecutan normalmente son decapitados, a menudo en público. En ocasiones, el cuerpo del fallecido se crucifica separado de la cabeza en un poste en una plaza pública para que constituya un ejemplo disuasorio del delito en cuestión.