Público
Público

"Sigo siendo muy espectacular"

La octogenaria vedette Sara Montiel ha presentado su nueva gira, que le llevará a trece escenarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La octogenaria vedette Sara Montiel ha presentado esta tarde, mientras se fumaba un puro en el Parador de Toledo, su nueva gira, que le llevará a trece escenarios de las principales ciudades de Castilla-La Mancha después de comenzar este viernes en Campo de Criptana, su pueblo ciudadrealeño natal.

'Sigo siendo muy espectacular', ha asegurado a los periodistas antes de detallar en qué consiste su nuevo show, 'Doña Sara de La Mancha', qué canciones cantará, incluidos tangos y boleros, y hasta cómo irá vestida 'enseñando una pierna'.

Sara Montiel ha dicho que, como 'todo artista que siente el arte', cuando suba de nuevo al escenario tendrá 'un miedo de pavor', pero se ha mostrado con ganas de una nueva aventura musical, en la que le acompañará al piano el argentino Pablo Sebastian, con quien se ha arrancado a cantar a capella ante la prensa.

La consejera de Cultura de Castilla-La Mancha, Soledad Herrero, ha explicado que la idea del retorno a los escenarios de Sara surgió cuando en mayo recibió la Medalla de Oro de la comunidad autónoma. La Junta sufragará el coste (un caché sin desvelar), para que tenga precios gratuitos o simbólicos, porque la artista criptanense es 'la mejor embajadora castellanomanchega en el mundo'. 'Decía mi madre: 'hija mía, enseña las piernas ahora que estás viva'', ha bromeado Sara sobre su vestuario para la gira.

Empezará sus actuaciones con un abrigo, que se quitará para mostrar un traje de noche y unas plumas -'porque yo soy muy de plumas'-, pero para el segundo bloque, el de los tangos, usará 'un vestido muy atrevido, muy sexy, no de tanguera pero muy fino, en rojo, con lentejuelas brillantes'.

'Me he metido en un berenjenal muy grande con los tangos', ha admitido antes de explicar que se cambiará por tercera vez para el último bloque: 'un vestido negro azabache precioso, todo bordado, con mangas a lo francesa debajo del codo, de gasa natural y abierto a un lado, y con una boa negra'. Y se peinará con raya al medio, pelo tirante para atrás y un moño postizo.

Bajará al escenario 'si hay una buena escalera' y bailará 'con el caballero que esté más cerca', antes de despedirse cantando 'Rumba chambelona', 'La violetera' y 'Casablanca'. 'Dirijo al público conmigo, nos divertimos', ha avanzado Sara, que no soporta 'estar plantada delante de un micrófono una canción detrás de otra'.

Después de que el pianista Sebastian haya explicado que desde que cuando tenía 9 años oyó a Sara en Argentina se quedó prendado y cumple un sueño mágico, la artista manchega ('de La Mancha por los cuatro costados', ha dicho) se ha animado a cantar con él el final de 'El último cuplé'.

A una insinuación de un periodista, Sara Montiel ha cortado tajante: 'no soy mayor, soy viejita'. Además, ha asegurado que los adolescentes le piden autógrafos tanto como los de su edad y se ha atrevido a hacer valoraciones sobre la crisis, por ejemplo, que 'España está como el resto de Europa'.

'El mundo está muy revuelto, la China está muy rara, y hasta en México, ya ves lo que pasa, matan a mujeres como los cazadores a conejos', ha opinado, y ha seguido: 'el pobre Zapatero pues está haciendo lo que puede (...) me gustan su sonrisa y sus ojos, porque yo entiendo de hombres'.

La gira 2008/2009 de Sara, tras su inicio el viernes, aún no tiene fechas fijadas en las trece mayores ciudades castellanomanchegas.